Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Astiazarán avisa del "riesgo" que suponen los 'petrodólares'

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), José Luis Astiazarán, ha avisado del "riesgo" que suponen los 'petrodólares' como los que alimentan esta temporada al Málaga, ya que "si el capital no aparece o al inversor no le parece rentable" existe la posibilidad de dejar al club en una situación delicada.
"Toda inversión de capital extranjero en nuestro país, tanto en el fútbol como en cualquier otra empresa, tiene un riesgo, si el capital no aparece o al inversor no le parece rentable", señaló Astiazarán en los 'Desayunos Deportivos de Europa Press', patrocinados por ADO, Liberbank, Loterías y Apuestas del Estado (LAE) y Repsol.
El aviso del presidente de la LFP se enmarcó en su petición "urgente y necesaria" de una Ley del Deporte Profesional que regule "todas las cuestiones que están ahora mismo encima de la mesa" en un deporte que "genera más de 80.000 empleos directos e indirectos".
Uno de esos temas que a su juicio necesitan regulación son los novedosos fondos de inversión para realizar fichajes, como ha ocurrido en la contratación de Roberto por parte del Zaragoza, un asunto que "preocupa a la FIFA y a la UEFA" porque "tiene el riesgo de alterar el espíritu de la competición". "La Ley del Deporte Profesional también lo regularía", señaló un Astiazarán que se daría por "satisfecho" si la futura Ley del Juego garantizara el 10 por ciento de los ingresos a los clubes.
El exfutbolista también apeló a otro importante tema legal, la Ley Concursal, norma que, según recordó, "no surge para el fútbol sino para las empresas", pero cuya aplicación nace precisamente de que "los clubes son empresas". Lo ideal para el mandatario sería "ir a un concepto más profundo, a una Ley de Solvencia que evitara la utilización torticera de la Ley Concursal", que emplean las entidades con apuros económicos.
En cualquier caso, "los clubes se han apretado el cinturón, recortando presupuestos y su capacidad de inversión en futbolistas", cambiando este modelo de abundantes traspasos por otro en el que prima "el esfuerzo por los jugadores de cantera". "Hay una tendencia a recortar grandes operaciones. Los que pueden hacerlas ahora se controlan mucho. El fútbol español es muy realista a la hora de conjugar el binomio entre economía propia y global", concluyó.