Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Astiazarán: "Algunos horarios conllevan sacrificios para los aficionados, pero deben entenderlo"

El presidente de la LFP reivindica que el partido de las 12.00 horas "no genera merma de aficionados"
El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), José Luis Astiazarán, ha reconocido que los nuevos horarios que rigen esta temporada la Liga BBVA "conllevan sacrificios para los aficionados", pero ha pedido comprensión para esta novedosa "forma de buscar ingresos" fuera de nuestras fronteras, ya que "estar en lo más alto exige sacrificios".
"Actualmente hay nueve operadores de televisión en España que retransmiten partidos de la LFP. Algunos horarios conllevan sacrificios para los aficionados, pero todos debemos entender que estar en lo más alto exige sacrificios", señaló Astiazarán en los 'Desayunos Deportivos de Europa Press', patrocinados por ADO, Liberbank, Loterías y Apuestas del Estado (LAE) y Repsol.
"Nuestra Liga es la más vista en América, después de las locales, y la segunda más vista en países asiáticos como China", señaló para argumentar su razonamiento el mandatario, que añadió una curiosa comparación. "Nadal duerme siete meses al año fuera de casa, ése es el sacrificio que debe cumplir un número uno. Poder disfrutar en España al elenco actual de grandes jugadores exige buscar nuevos ingresos fuera de nuestras fronteras, exige un pequeño sacrificio", reiteró.
Astiazarán explicó que "ninguna decisión en la modificación de horarios se toma a favor de unos o en contra de otros" y que únicamente se piensa en "una mejor explotación, una coordinación más ágil entre los numerosos operadores" de televisión que emiten fútbol.
En este sentido, no escondió que "hay horarios complejos", pero insistió en la necesidad de una "apertura al mercado internacional". Para abrir este nuevo camino, se necesita "mantener un triple equilibrio: la explotación en Asia, la explotación en América y el calor de los aficionados" que acuden a los estadios.
"En las ocho primeras jornadas no ha bajado la asistencia a los estadios, ha variado un dos por ciento. La cifra exacta para valorar la podremos conocer al final de la primera vuelta. Entonces refrendaremos que no hay merma de aficionados. Nos hemos reunido con la Federación de Peñas y agradecen el esfuerzo que se está haciendo. Estamos intentando que los horarios que se sepan con la mayor antelación posible", zanjó.