Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Cró) El Athletic continúa su particular Semana Grande y el Sevilla asalta Cornellá

(Añade con partido Espanyol-Sevilla)
El Athletic Club superó este sábado al Levante (3-0) en San Mamés en un encuentro en el que los hombres de Ernesto Valverde fueron muy superiores y que les valió para culminar así una gran semana tras su pase para la fase de grupos de la Liga de Campeones, mientras que el Sevilla también estrenó su casillero de triunfos en Cornellá-El Prat y el Córdoba sumó su primer punto ante el Celta (1-1).
Siguió la fiesta en San Mamés este sábado tras lo vivido allí el miércoles ante el Nápoles. La sensación de autoridad que dejaron ante los italianos los jugadores del conjunto bilbaíno quedó refrendada con su actuación ante los levantinistas. Era otra competición y otra motivación, pero no hubo relajación.
Y es que desde el comienzo del choque los locales se hicieron con el control del partido. De la mano de Beñat e Iturraspe --en un magnífico estado de forma este-- y con un Muniain eléctrico comenzaron a llegar balones al área de Jesus Fernández. El peligro rondaba a los de José Luis Mendilibar que no tuvieron respuesta en ningún momento.
Así a la media hora dos de los hombres más en racha de los 'Leones' se juntaron para poner por delante a los suyos. Fue en un córner botado por Ibai, poca gente está a su nivel a la hora de lanzar el balón parado, y rematado por Aduriz, pocos hay que estén tan enrachados de cara a puerta como él.
A partir de ahí con todo de cara dio la sensación de que incluso el equipo de Valverde se guardó cosas y que no apretó al máximo. A pesar de eso las ocasiones siguieron siendo suyas, así en una falta lanzada de nuevo por Ibai la remató Iturraspe de forma impecable al poco de la reanudación.
Faltaba para poner el broche a la fiesta el tanto de un Muniain que ha empezado la temporada muy entonado y recordando más a aquel jugador imprevisible de hace dos años que al que no era determinante para su equipo el año pasado.
Así pues primeros tres puntos para un conjunto que de seguir en esta línea toda la temporada luchará sin duda por volver a entrar entre los cuatro primeros. El Levante por su parte, tras el cambio de entrenador debe aún decidir el estilo y saber a que quiere jugar.
EL SEVILLA GANA A DOMICILIO Y EL CÓRDOBA SUMA SU PRIMER PUNTO.
Por otro lado, en el partido que cerró la actividad sabatina, el Sevilla logró su primer triunfo al ganar por 1-2 en su visita al RCD Espanyol y compensar de este modo en parte los dos puntos perdidos el pasado fin de semana ante el Valencia.
El conjunto de Unai Emery supo controlar el dominio del equipo de Sergio González, que tuvo la primera gran oportunidad para adelantarse en el marcador cuando en los primeros compases del partido, Sergio García remató al poste.
El campeón de la Europa League apostó por el contragolpe como forma de meter miedo y fue en una de sus contras en las que puso el 0-1. Un buen centro de Koke lo aprovechó el colombiano Carlos Bacca para demostrar sus dotes de goleador y poner por delante a los suyos pasada la media hora. Este tanto asentó a los visitantes, que manejaron mejor a su rival, que antes del descanso reclamó un posible penalti de Coke sobre Montañés.
En la reanudación, el Espanyol salió decidido a empatar, pero recibió el 0-2 en una jugada a balón parado. Iborra cabeceó lejos del alcance de Casilla y dejó los tres puntos muy cerca de los de Emery, pero poco después, Stuani replicó con otro remate que sobrepasó a Barbosa recuperando la emoción. A partir de ahí, el equipo catalán se lanzó a por la igualada, pero las mejores opciones fueron para los visitantes, que a la contra pudieron evitar la tensión final.
Por último, el fútbol de Primera División volvió a Córdoba 42 años después y lo hizo con un partido en el que los locales con más alma que juego lograron salvar un punto. El equipo de Albert Ferrer fue inferior por fútbol al Celta de Eduardo Berizzo durante gran parte del partido, pero en los últimos minutos tuvo incluso opciones de ganar.
Los gallegos volvieron a mostrar el buen juego de la primera jornada ante el Getafe, pero estuvieron menos acertados de cara a puerta. La primera parte concluyó con el 0-0 inicial a causa de la falta de puntería de los celestes. Ocasiones tuvieron los Nolito, Larrivey y compañía pero no consiguieron el objetivo.
Tuvo que ser Orellana el que al poco del paso por vestuarios y tras una muy buena jugada personal, con la colaboración de Juan Carlos, pusiese por delante a los suyos con un disparo dentro del área. Desde ese instante el Córdoba le echó más ganas y llevó el partido a campo celtiña.
En una de los centros que llegaron al área de los gallegos un mal despeje permitió a Feder Cartabia definir solo ante Sergio Álvarez y darle al Córdoba su primer punto en la Primera División en los últimos 42 años.