Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Athletic empata con el Olympiacos antes del asalto a la 'Champions'

El Athletic Club de Bilbao firmó este miércoles un empate sin goles en Atenas ante el Olympiacos que dirigen los españoles Míchel y Rafael Alkorta, en el último duelo amistoso antes de hacer frente la semana que viene al 'play-off' por estar en la Liga de Campeones y que les medirá al Nápoles los días 19 (ida) y 27 (vuelta) de agosto.
Los de Ernesto Valverde, quien fuese entrenador del conjunto heleno durante tres temporadas, tuvieron un escenario y un rival duro, como más que probablemente será el conjunto italiano que dirige el español Rafa Benítez. Sin embargo, el intenso calor fue el que más dureza otorgó al encuentro y de hecho obligó a detener el encuentro en dos ocasiones para que los jugadores se hidratasen.
Valverde saltó al campo con un once con ausencias sensibles como las de Susaeta, Beñat y De Marcos, ante un rival con ex jugadores de la Liga española, como el francés Eric Abidal, quien fue titular. El jugador cedido por el Barça, Ibrahim Afellay, no llegó a saltar al campo, pero sí lo hicieron Javier Saviola y Alberto Botía, dos conocidos también en la Liga BBVA.
El resultado y las sensaciones en Grecia no fueron tan contundentes como la anterior prueba (1-3) ante el Borussia Mönchengladbach. Aunque la mente estaba puesta en Europa, entrenador y jugadores se guardaron cartas y fuerzas. Tras aquel recital de los bilbaínos en Alemania y más concretamente de Aduriz, el Athletic sufrió este miércoles para encontrar la portería rival.
Ibai fue el que más peligro llevó en los visitantes, así como el joven Unai López, durante una primera mitad con poco fútbol. Con la falta de ritmo, al Athletic le costaba inquietar al conjunto de Míchel, bien enseñado. Aún así, Iturraspe buscó mover a los suyos y las pocas llegadas fueron de los españoles.
Los cambios en la segunda mitad, además de frescura, trajeron también el consiguiente corte de ritmo. Pese a todo, los de Valverde mantuvieron su dominio aunque sin alardes. Iraizoz por su parte se mostró seguro cuando lo necesitó su equipo. El conjunto de Valverde fue el que llevó algo de iniciativa durante los 90 minutos, pero el marcador no se movió. El Txingurri se llevó el homenaje del que fue su club.