Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baena (Rayo) reivindica que fue Messi quien no dio la mano: "No le doy ninguna importancia"

El centrocampista del Rayo Vallecano, Raúl Banea, ha querido "aclarar y zanjar" lo ocurrido con Leo Messi en el saludo protocolario entre equipos antes del duelo en Vallecas, explicando que fue el argentino quien no le dio la mano a él y dejando claro que no le concede "ninguna importancia" al asunto.
"Es un tema que me gustaría aclarar y zanjar aquí porque en muchos medios de comunicación ya han dado por hecho que fui yo el que le negó el saludo a Messi cuando ellos son el equipo visitante, nosotros el local, y los que tienen que pasar saludando son ellos. Se ve claramente que yo hago el amago para darle la mano, pero no sé si es que no se dio cuenta aunque yo no le doy ninguna importancia, pero es él quien no me da la mano. Tampoco quiero darle más vueltas, es un detalle insignificante, pero sí aclararlo y zanjarlo ya", relató Baena en declaraciones a los medios de su club.
Posteriormente, durante el partido el excanterano del FC Barcelona propinó una dura patada a Messi de la que "también se está hablando mucho". A este respecto, opinó que "es una falta que se ve en muchos partidos, con muchos jugadores y no se le da la más mínima importancia". "Es una acción que el árbitro castigó con tarjeta amarilla y nada más. Creo que darle más vueltas a una acción del partido es una tontería", apostilló.
En cuanto a la actuación del Rayo, aseguró que "fue un partido muy bueno en líneas generales", pese a que el equipo franjirrojo cometió "algunos errores que ante un equipo como el Barcelona te lo hacen pagar muy caro".
"Pero se vio la idea de juego que tiene el equipo, conseguimos quitarle la posesión de balón al Barcelona que creo que es un dato muy importante, se generaron bastantes ocasiones de peligro y al final ciertos detalles hicieron que el partido se decantase para el Barcelona. El resultado es más abultado de lo que se vio en el campo. Hicimos méritos para que el resultado no fuese ese, tuvimos ocasiones muy claras en la primera mitad y el 0-2 nos hizo mucho daño", rememoró.
Por último, pidió pasar página porque "la temporada es muy larga". "Somos conscientes que tenemos que mejorar varios aspectos y reforzar lo positivo. Pero en líneas generales el equipo va a crecer y se va a ver un buen Rayo. Ahora a centrarse en el Sevilla que son tres puntos muy importantes. Vamos a centrarnos en ese partido a intentar ganar y venirnos satisfechos a casa", concluyó.