Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bale: "En el pasado no estábamos tan unidos"

El jugador galés del Real Madrid, Gareth Bale, se ha mostrado satisfecho con la labor de Zinedine Zidane al frente del banquillo madridista desde su llegada el pasado mes de enero, en medio de una semana marcada por el clásico contra el FC Barcelona, comentando que aunque tiempo atrás el vestuario no estaba muy "unido", en la actualidad se encuentran "trabajando en la misma dirección".
"Zidane me pide lo mismo que a todo el mundo, queremos trabajar como un equipo, defender como un equipo y atacar como un equipo. A lo mejor en el pasado no estábamos tan unidos, pero ahora estamos trabajando en la misma dirección", alegó el británico en la sala de prensa de Valdebebas, confirmando que el ambiente existente antes de la llegada del héroe de la novena no era el idóneo, además de afirmar que en ocasiones es necesario "un empujondito en la dirección adecuada".
El jugador madridista insistió en su deseo de jugar por el centro, pese a que manifestó su compromiso de actuar de forma polivalente. "Todo el mundo sabe que me gusta jugar por el centro y que me gusta moverme. Me gusta entrar, estar más libre para crear ocasiones y lo prefiero, aunque tampoco me importa jugar en la banda derecha", apuntó.
"La temporada pasada puede que no diera todo mi potencial, pero ahora me encuentro mucho mejor y estoy jugando mejor. Es difícil jugar en un país extranjero", dijo el '11' merengue, quien recordó que "estaba jugando muy bien" antes de lesionarse. "Ahora estoy mucho más cómodo y hablo más español. Cuanto más feliz estás dentro y fuera del campo funcionas mejor. Espero seguir trabajando y ayudando al equipo", amplió.
Bale afirmó también sentirse a gusto con el trío que conforma en la delantera con Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. "Tenemos una relacion muy buena los tres, pero no somos los jueces para decir si somos los mejores o no. Lo único que podemos hacer es jugar lo mejor posible y hacer a los aficionados felices. Siento que estoy mas adaptado, cada vez aprendo más del país y me gusta vivir aquí", asintió.
"TODO EL MUNDO EN EL FÚTBOL RESPETA A CRUYFF"
Respecto al enfrentamiento del sábado contra el Barça, indicó que una victoria podría meterles en la lucha por el título liguero, acordándose también del recientemente fallecido Johan Cruyff, a quien tachó de "leyenda en el Barcelona" y sobre quien admitió que "todo el mundo en el fútbol le respeta".
"Creo que todo es posible en el fútbol. Vamos a seguir luchando hasta que la liga no sea posible, pero todavía lo es. Vamos a darlo todo y vamos a intentar ganar", aseveró. "Tenemos que marcar y simplemente ganar el partido. Sabemos que va a ser muy difícil, pero tenemos que estar al 100%. Tenemos que atacarles y explotar sus debilidades, y si lo hacemos a nuestro mejor nivel podremos ganar", continuó el internacional galés, reseñando que espera "acabar la temporada con algún trofeo".
Por otro lado, Bale se enteró en rueda de prensa de la destitución de Gary Neville en el Valencia, sobre la que tuvo unas palabras, sorprendido por la noticia. "No he mirado nada, si ese es el caso, no son grandes noticias para ellos. Es difícil venir a España, tienes que venir aquí y hablar el idioma. Si se le da tiempo podra demostrar lo que sabe, de estas experiencias se aprende y le mejorará de cara al futuro", comentó.
Por último, vinculó su futuro próximo con la capital española, esclareciendo que tiene "contrato hasta 2019" y negó fijarse en los galardones personificados. "No pienso en premios individuales. Intento centrarme en el Real Madrid y mejorar constantemente como jugador. Si ganas trofeos con tu club, luego le seguirán otros", finalizó.