Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barça amplía su dominio con el sexto título de Liga de la década

Real Madrid, con tres, y Atlético de Madrid con una se alejan en el palmarés en este periodo
El FC Barcelona ha conquistado este sábado 14 de mayo su 24º título de Liga y el sexto título, segundo consecutivo, en las últimas diez temporadas, ampliando así su dominio en el palmarés más reciente dado que Real Madrid, con tres títulos, y Atlético de Madrid con uno han sido los únicos que han logrado apartar a los blaugranas del campeonato doméstico en este lapso de tiempo.
Los blaugranas, desde hace diez temporadas, han ganado la Liga en seis ocasiones. Si miráramos once años atrás, y contáramos la temporada 2005/06, el balance sería de siete Ligas ganadas de once, pues el Barça de Frank Rijkaard ganó en 2006 con 12 puntos de diferencia respecto al Real Madrid, segundo. Esa Liga se convirtió en doblete cuando ganaron en París la Liga de Campeones, la segunda de la historia del club y primera de la época moderna.
No obstante el equipo blaugrana no daría continuidad a ese éxito y las dos próximas temporadas, la 2006/07 y 2007/08, la Liga se tiñó de blanco, con lo que los dos primeros títulos de los últimos diez fueron para el eterno rival. Además, los blaugranas fueron segundos y terceros respectivamente y el declive de la era Rijkaard, propiciada por el apagón de su gran estrella, Ronaldinho, propició el cambio en el banquillo y la llegada de Pep Guardiola.
Con el de Santpedor empezó el ciclo más exitoso del FC Barcelona, pues con él se ganaron 14 títulos de los 19 disputados a sus órdenes. Y, entre ellos, tres Ligas consecutivas de 2009 a 2011. En el primer año de Guardiola superaron a Real Madrid y a Sevilla con comodidad, aunque el dominio todavía fue mayor en la temporada 2009/10 pese a la mejora de un Madrid que, pese a sus 96 puntos, se quedó a tres de los 99 del Barça.
Para la 2010/11 se vería otro gran duelo mano a mano con el eterno rival, con los 96 puntos del Barça por 92 del Madrid, con un 5-0 del Barça en el Clásico del Camp Nou incluido, resultado que hizo recordar el 2-6 del Santiago Bernabéu en 2009. Pero en la campaña 2011/12, la última de Guardiola, un Madrid espectacular ganó la Liga llegando al récord de 100 puntos.
Una cifra igualada de inmediato de nuevo por el Barça que, de la mano del fallecido Tito Vilanova que tomó el relevo de Guardiola, volvió a brillar. Si el Madrid de José Mourinho había ganado el año anterior llegando a ese centenar de puntos, el Barça de Vilanova ganó la Liga de la campaña 2012/13 con esos mismos 100 puntos pero dejando al Madrid 15 puntos por debajo (85, por los 91 de Barça el año anterior).
Esa Liga del récord de Vilanova era la cuarta en siete temporadas, y hacía presagiar una buena era con el de Bellcaire d'Empordà que no pudo ir más allá por la muerte, por cáncer, del técnico. Quien aceptó el cargo y la responsabilidad de olvidar el tándem Guardiola-Vilanova fue el ahora seleccionador de Argentina Gerardo 'Tata' Martino, quien perdió la Liga en la última jornada pese a depender de sí mismo al empatar en casa (1-1) contra el Atlético de Madrid, quien ganaría su única Liga en la última década.
Buscando un cambio el club apostó hace dos temporadas por Luis Enrique para dirigir al equipo. En su primer año conquistó el triplete, igual que había hecho Guardiola en 2009, y la Liga la ganó superando por dos puntos al Real Madrid y desbancando a un Atlético que no pudo defender su título, quedando a 16 puntos de los blaugranas.
Este año, sin triplete, de momento Luis Enrique ha revalidado el título de Liga, para continuar con su dominio en el campeonato doméstico, y todavía aspira a hacer doblete si gana la final de la Copa del Rey al Sevilla. Una Liga que tenían, o eso parecía, ganada en marzo y abril pero que tuvieron que reconquistar sobre la marcha tras superar un bache de cuatro jornadas sin ganar. Al final, alirón y sexto título conquistado de los últimos diez.