Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona plantea que los clubes o la RFEF paguen por ampliar el horario de Metro

Los aficionados se quedan sin transporte al cerrar el suburbano antes del final del partido
El primer teniente de alcalde de Barcelona y presidente de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Joaquim Forn, ha asegurado este viernes que una solución a la falta de metro a la salida de los partidos de fútbol es que los clubes de fútbol o la Real Federación Española de Fútbol sean quienes sufraguen el coste de ampliar el horario del servicio cuando los partidos acaben tarde.
En una entrevista de 'Rac 1', recogida por Europa Press, Forn ha respondido así a la falta de servicio de metro a la salida del partido de Supercopa entre el FC Barcelona y el Real Madrid de este jueves, en el que los aficionados se quedaron tirados sin transporte --al haber pocos autobuses y taxis-- al cerrar el suburbano a la medianoche.
Según Forn, una hora más de metro cuesta 30.000 euros, y en estos momentos el Ayuntamiento debe garantizar otros servicios que considera "prioritarios", ya que han habido partidos, tras los que solo se han transportado a 1.500 pasajeros.
Ha asegurado que este jueves por la noche sí había autobuses, y ha opinado que programar un partido de fútbol más tarde de las 21.00 horas es una "tontería" porque obliga a los aficionados a volver a casa muy tarde entre semana.
Ha indicado que "la alternativa más fácil es no empezar un partido más allá de las 21 horas", por lo que han hablado con los clubes, las televisiones, y en concreto sobre este partido el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, le envió una carta al presidente de la Federación, Ángel María Villar, explicándole la problemática.
"DAR BUEN SERVICIO".
"Tenemos que dar un buen servicio a la gente, la gente también va a trabajar a las seis o las siete de la mañana, cuando se pone en marcha el servicio. No podemos hacer más cosas de las que económicamente tenemos capacidad", ha lamentado.
Los únicos partidos que podrán "salvar" son los que se celebren el sábado, porque el metro está abierto toda la noche, aunque el resto de la semana será imposible solucionarlo si el encuentro finaliza después de que cierre el metro, ha indicado Forn, que ha detallado que solo podrán reforzar el autobús.
Por parte del Ayuntamiento de Barcelona han dialogado con todas las partes para buscar una solución y los avances han sido "escasos", ha lamentado Forn.