Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Bayern ahoga las penas y se alza con la Bundesliga

El Bayern de Múnich cumplió su objetivo este sábado y se proclamó matemáticamente campeón de la liga alemana tras su victoria ante el Ingolstadt (1-2) en la penúltima jornada, limpiando las heridas sufridas el martes, con la eliminación en las semifinales de la Liga de Campeones a manos del Atlético de Madrid.
Los de Pep Guardiola no quisieron dejar pasar esta segunda oportunidad de lograr el campeonato y atacaron la espalda de un Ingolstadt que dio muchas facilidades. Douglas Costa, Lewandowski y Ribéry hicieron mucho daño a una defensa muy adelantada. Los españoles Xabi Alonso, Javi Martínez y Thiago Alcántara fueron titulares, mientras que Bernat vio el encuentro desde el banquillo.
El Bayern hizo los deberes y logró los tres puntos con doblete de Lewandowski, aunque la derrota del Borussia Dortmund en Frankfurt (1-0), les hacía campeones automáticamente. Los de Tuchel bajaron los brazos y se conformarán con la segunda plaza, ya asegurada, que les da acceso a la próxima edición de Liga de Campeones.
Con este título, los muniqueses confirman su hegemonía en el país germano, con el cuarto entorchado consecutivo. Esta victoria significa la 26ª liga alemana (25 Bundesligas y un Campeonato Alemán) para el gigante bávaro, dominador de la competición.
De esta manera, Guardiola suma sus tres temporadas en Múnich por títulos ligueros, quedando siempre como borrón en el historial la ansiada 'Champions', en la que los alemanes han caído los tres cursos en semifinales.
Para el de Santpedor, este encuentro supone su antepenúltimo choque dirigiendo al cuadro bávaro. La última jornada frente al descendido Hannover 96 y la final de Copa del 21 de mayo contra el Borussia Dortmund cerrarán su etapa, para después hacerse con las riendas del Manchester City.