Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berizzo: "No puedo prometer nada pero lo vamos a intentar"

El entrenador del RC Celta de Vigo, Eduardo Berizzo, ha asegurado este miércoles que aunque no pueda prometer que remontarán el 4-0 de la ida en el Sánchez Pizjuán sí lo intentarán de inicio yendo a por el partido con una clara vocación ofensiva y la intención de ser el equipo peligroso que asegura que son cuando son verticales y rápidos.
"Hay que empezar el partido a tope, el intento lo haremos. No puedo prometer nada, pero que lo vamos a intentar y a jugar al ataque lo prometimos el primer día y normalmente lo cumplimos. Me imagino un equipo marcando y yendo a buscar la pelota para buscar el siguiente gol", manifestó en rueda de prensa.
En este sentido, se mostró optimista. "Hay que salir a jugar con valentía, decisión, con nuestro fútbol, atacando continuamente y a partir de lo que saquemos al partido o le pongamos encontraremos alicientes e impulsos que nos lleven a más. Hay que jugar un partido despojado de ataduras, hay que encontrar con fútbol espacios necesarios para atacarles", señaló.
"No somos para nada un equipo especulativo, nadie se reserva nada, vamos a buscar el partido con decisión sabiendo que necesitamos goles y eso nos impulsa más, pero jugando de la misma manera insistiendo en ataque", avisó el técnico, quien quiere buscar el área del Sevilla en Balaídos desde el primer minutos.
Para encontrarla usará el movimiento en banda y en profundidad para tener ocasiones de gol. "Es el partido que tendremos que proponer y provocar. Somos un equipo que piensa en la portería contraria. Ojalá un gol rápido alimente a otro, nuestro plan es insistir y jugar valientemente. Tenemos un compromiso con la gente y eso nos impulsa", aseguró.
"Hay datos que obligan a ser mesurado, jugamos contra un equipo difícil con una diferencia importante pero que tu gente se ilusione con la capacidad de tu equipo de dar vuelta a un 4-0 habla de un poder que tenemos entre afición y equipo muy fuerte. Habla del gran crédito que tienen al potencial del equipo", destacó.
En este sentido, comentó que si son intensos tendrán un primer paso dado. "Cuando alcanzamos el nivel de intensidad, excitación, despliegue, somos un equipo difícil de contener y ese equipo es el que nuestra afición quiere ver y tenemos que mostrárselo. Que después del 4-0 haya optimismo habla del gran capital que tenemos entre todos", ahondó.