Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jefes de la 'barra brava' de Boca abandonan Paraguay tras incidentes protagonizados en Copa Libertadores

Los jefes del sector más violento de la hinchada del club argentino de fútbol Boca Juniors detenidos en Paraguay por los actos violentos ocurridos en el marco de un partido de Copa Libertadores recibieron este lunes una condena con suspensión y dejarán el país, informó el juez de la causa.
Los seis referentes de la barra brava 'xeneize' estaban en prisión desde finales de abril, cuando la policía detuvo y liberó a más de 200 hinchas tras los incidentes en los que causaron destrozos en viviendas y automóviles y robaron en puestos callejeros, según las denuncias.
El juez José Delmás dijo que el juzgado verificó la reparación de los daños a particulares y del daño social, que consistió en una donación de 15 millones de guaraníes (unos 2.700 dólares) a un comedor para niños pobres.
"Este juzgado resolvió, como ya hay un antecedente, la figura del (procedimiento) abreviado con dos años y la única regla de conducta (...) es la prohibición de entrada al país en el tiempo que dure su condena. Ellos van a ser inmediatamente expulsados", dijo el magistrado a periodistas.
Un portavoz policial dijo a Reuters que una vez concluidos los trámites en el Poder Judicial, los seis procesados serán escoltados por los agentes hasta la frontera con Argentina en Clorinda.
Los argentinos Rafael Di Zeo, Elvio Javier Luis Sosa, Federico Finocchietto, Sebastián Saravia, Mauro Martín y Ramón Jesús Vedoya fueron condenados por perturbación a la paz pública tras los incidentes antes del partido, en el que Boca se impuso a Cerro en los octavos de final del torneo continental. La fiscalía paraguaya los imputó por considerarlos responsables de los autobuses que trasladaron a los hinchas.
Entre las víctimas de los desmanes se encontraban varias personas de escasos recursos que se instalaron en casas precarias para huir de la crecida del río Paraguay y denunciaron robos de parte de los barra brava.