Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez condena a la COPE a indemnizar al RCD Espanyol con casi 100.000 euros por "daños morales"

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Cornellà de Llobregat (Barcelona) ha dado este miércoles la razón al RCD Espanyol sobre las acusaciones realizadas por la Cadena COPE de abril del año 2012 de haber amañado su partido contra el Sporting de Gijón.
En un comunicado, el RCD Espanyol celebra ver "restablecido el honor" de la entidad. "La Justicia ha considerado que el RCD Espanyol sufrió una intromisión ilegítima en su derecho fundamental al honor, que la información no es cierta y que el periodista demandado no actuó con diligencia profesional al no contrastar la noticia debidamente", indicó.
Así, el juez condena a pagar solidariamente al periodista Juan Antonio Alcalá y a la emisora donde se emitieron estas "falsas e injuriosas acusaciones", la cantidad de 98.868 euros además de las costas del procedimiento, en concepto de "daños morales causados". El club blanquiazul anunció acciones judiciales, después de que, citando a una fuente de la LFP, se informase de que su partido ante el Sporting de 2011-2012 podría estar amañado antes de su disputa.
En su día, el portavoz del Consejo de Administración y consejero responsable del área jurídica del RCD Espanyol, Rafael Entrena, aseguró que el Espanyol iría "hasta el final" para defender su honor en los tribunales. "Nosotros no entendemos el 'tiro la piedra y escondo la mano', no puedes atentar contra el honor del Espanyol amparado en una fuente y no manifestar ahora la fuente", apuntó el 29 de mayo de 2012.
Tal como anunció el club en su momento, la entidad espanyolista hace público el contenido de esta sentencia para "la información de todos sus socios y simpatizantes" y por su convencimiento de que así "será restablecido el honor del club y de sus deportistas".