Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo Camp Nou llegaría a 105.000 espectadores y estaría cubierto en todas las localidades

El FC Barcelona propone un nuevo Camp Nou con un total de 105.000 espectadores, todos ellos a cubierto, con una nueva primera grada más vertical y con mejor visibilidad, y cuyas obras se iniciarían en mayo de 2017 y concluirían en febrero de 2021.
La Junta Directiva ha presentado una propuesta que, según los estudios realizados, permite construir un nuevo estadio manteniendo la estructura actual, garantizando las mismas prestaciones que daría un estadio que tuviera que empezarse desde cero. El Camp Nou seguirá en Les Corts, pero con un aspecto externo e interno muy diferente.
Es una propuesta que incorpora mejoras en funcionalidad, accesibilidad, movilidad, sostenibilidad, modernidad y calidad, mediante un urbanismo al servicio de las personas, del barrio y de la ciudad. Este nuevo Camp Nou se incluye dentro de una nueva ordenación urbana en la que hay tres piezas principales: el propio Camp Nou, un nuevo Palau Blaugrana para unos 10.000 espectadores y el Espai Barça, que tendrá edificios de usos complementarios e integrados en el barrio. Esta reordenación implica trasladar el nuevo Miniestadi a la Ciutat Esportiva, con unos 6.000 y 7.000 asientos.
De esta manera, el estadio azulgrana pasa de casi 100.000 espectadores a 105.000. Además, se construiría una nueva primera más vertical y con mejor visibilidad, mientras que la segunda se mantendría tal como está ahora y la tercera se completaría. Los cambios en las gradas implicarían mover aproximadamente un 10% de los abonados, pero mejorando sustancialmente la calidad de visión.
Por otra parte, se construirá un nuevo eslabón de palcos, restaurantes con vistas al terreno de juego, 'superboxes' y otros servicios VIP entre la primera y la segunda grada.
Además, se construirá un anillo perimetral de servicios y accesos para facilitar la circulación interior, mejorando la oferta gastronómica, los servicios públicos y la operativa del servicio de limpieza. Se incluirán escaleras mecánicas y ascensores para acceder a toda la tercera grada y se crearán plantas niveladas y ordenadas, eliminando las escaleras interiores y añadiendo espacios más diáfanos. En el exterior del Camp Nou se incrementará la capacidad del párking en un aforo total de unas 5.000 plazas de coche.
CASI CUATRO AÑOS DE OBRAS.
En caso de aprobarse en referéndum, que se hará el 5 o 6 de abril, las obras del nuevo Camp Nou se iniciarían en el mes de mayo de 2017, una fecha que está sujeta al plan de urbanismo y a los permisos municipales. Durarían prácticamente cuatro años, hasta febrero de 2021.
Siguiendo el calendario futbolístico, las obras se desarrollarían durante tres temporadas y media. Mientras dure la actualidad deportiva se harían sobre todo los trabajos de adecuación de interiores, dejando los trabajos en las gradas principalmente para el verano, para minimizar las molestias a los abonados. A pesar de las obras, el primer equipo del FC Barcelona podrá seguir jugando en el Camp Nou sus partidos como local.
Todo el proceso de estudio sobre el nuevo Camp Nou ha durado un año y medio y la inversión realizada se ha movido aproximadamente sobre el millón de euros. Han colaborado ISG (empresa especializada en identificar y optimizar nuevas vías de ingresos y mejorar las experiencias de los espectadores en nuevos estadios), AEG (compañía de actividades deportivas y de entretenimiento), ICON Venue Group (empresa especializada en la gestión de proyectos, desarrollo de estadios y pabellones por todo el mundo) y Ryder Levett Bucknall (empresa especializada en el control y gestión económica de proyectos).
UN NUEVO PABELLÓN MULTIFUNCIONAL.
Además, se han explicado algunos detalles del nuevo Palau Blaugrana. Estará ubicado en los terrenos donde actualmente se ubica el Miniestadi -éste estará en la Ciutat Esportiva- y tendrá unos 10.000 asientos fijos, con la posibilidad de aumentar a 12.000 según el tipo de eventos.
Será un pabellón multifuncional, capaz de acoger diversas actividades, ya sean partidos de baloncesto, conciertos u otro tipo de actos. Está prevista también la construcción de un pabellón más pequeño, de unos 2.000 asientos, anexo al Palau. Éste está pensado para entrenamientos y partidos de secciones de menor asistencia, incluyendo la opción de la pista de hielo.
En este caso, se calcula un proceso constructivo de unos dos años, comenzando las obras en el verano de 2017 y finalizándolas en el primer semestre de 2019.