Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cardenal, sobre el descenso del Murcia: "La Liga aplicó la Ley del Deporte"

Anuncia que el CSD está estudiando la "fórmula legal" para hacer pública la deuda individualizada de los clubes profesionales
El presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, reiteró que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) se limitó a aplicar la Ley del Deporte de 1990 cuando decretó este pasado verano el descenso a Segunda División B del Real Murcia y subrayó que es "obvia" la "reducción histórica" de la deuda de los clubes profesionales de las ligas BBVA y Adelante con la Seguridad Social y la Hacienda Pública.
"¿Caos en Segunda? Este verano se ha producido la aplicación por parte de la Liga de una norma que está en la Ley del Deporte de 1990, que tipifica como una infracción muy grave las deudas con las Administraciones Públicas, con Hacienda y la Seguridad Social. Otra cosa es que en años anteriores esa disposición no se viniera aplicando", dijo en alusión al descenso 'administrativo' del Real Murcia, revisado por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que lo consideró "ajustado a derecho".
En su comparecencia en la Comisión de Educación y Deporte en el Congreso de los Diputados, Miguel Cardenal señaló que es una "opinión muy extendida que existe una voluntad firme de acabar con prácticas indeseables" y con un nivel de endeudamiento de los clubes profesionales que era cada vez mayor con la Administración Pública.
"Hemos publicado los datos y es obvia la reducción histórica de esa deuda y el cambio de tendencia. Desde 2012 viene reduciéndose de manera importante. Nuestro compromiso es que la norma se aplique y la ley contempla la expulsión de la competición. Caos podría ser lo que había antes, que los equipos debieran más de 4.000 millones y a la Administración Pública, más de 750 millones", señaló.
Por su parte, el reponsable de Deportes del PSOE, Manuel Pezzi, cuestionó que si estas cifras de la deuda son "tan magníficas" por qué el presidente de la Liga, Javier Tebas, "ha acusado a la Agencia Tributaria de querer liquidar a los clubes" y que ésta "va a llevar a Tebas a los tribunales" y le acusa de dar unas "cifras (de la deuda) inexactas". "Usted me está haciendo la deuda opaca al no darme las cifras de los equipos, y me dice que vaya al Registro Mercantil", lamentó.
Cardenal se declaró "sensible" a ofrecer esos datos individualizados de la deuda de cada uno de los clubes profesionales, pero recordó que la Ley General Tributaria se lo prohíbe, aunque anunció que el CSD está estudiando la "fórmula legal" para poder hacerlo. "Si no hay un óbice legal me comprometo a dar esos datos. El avance de transparencia que se ha producido en estos dos últimos años no tiene parangón", resaltó.
Manuel Pezzi acusó también a Cardenal de no sacar adelante la Ley del Deporte Profesional "porque no es capaz de enfrentarse a los poderosos del deporte". "Se enfrenta al deporte base, machacó al deporte base de este país haciendo inspecciones que debería hacer a los poderosos y no a los pequeños clubes de voluntariado", censuró.
En este sentido, el presidente del CSD remarcó que la Liga de Fútbol Profesional ha cedido el porcentaje que recibía de las apuestas deportivas para que se destine a otras modalidades deportivas, y que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) "no debe estar muy contenta" porque no ha recibido el dinero correspondiente a la última subvención pública porque no cumplió con los trámites necesarios.
COMPROMISO CON EL DEPORTE FEMENINO
Asimismo, el presidente del CSD reiteró el compromiso del Gobierno con el "deporte femenino", que está brindando "tantos éxitos" en los últimos años y recordó que se ha destinado un fondo extraordinario de un millón de euros, procedente del dinero de las apuestas deportivas que anteriormente iba a parar al fútbol profesional, para promocionar el deporte federado entre las mujeres.
Por otro lado, Cardenal calificó como de "extraordinaria gravedad" las declaraciones del Consejero de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, quien, según él, ha creado una "alarma social absolutamente injustificada" tras manifestar que el Ejecutivo quiere "convertir el deporte en un artículo de lujo" porque para él no se pueden considerar a los clubes deportivos como empresas a efectos de cotización.
"Cuestionar las inspecciones de Trabajo y de la Seguridad Social es de una extraordinaria gravedad. Estas medidas se refieren a leyes que están en vigor desde hace mucho tiempo y que no se han modificado en los últimos años. Aquí no hay ningún cambio en las reglas de juego", recordó el secretario de Estado para el Deporte, que subrayó que los trabajadores en estas entidades deportivas deben darse de alta en la Seguridad Social "aunque cobren algo más de 100 euros".
"Cuando no se da de alta a los trabajadores se compatibiliza de forma indebida las prestaciones de la Seguridad Social o cuando no se ingresan las cotizaciones sociales se está destruyendo el compromiso de solidaridad entre generaciones que representa la Seguridad Social. Y es por ello que estas conductas ilegales y abusivas deben ser combatidas de la forma más eficaz posible", explicó el máximo responsable del CSD.
La portavoz adjunta de Deportes de CiU en la Cámara Baja, Maria Carme Sayós, aseguró que este tipo de inspecciones y la cotización de los voluntarios podrían poner en riesgo la supervivencia de muchos clubes deportivos catalanes. "¿Con esta actitud, dónde quiere llegar el Gobierno? La respuesta es que quiere maquillar los datos del desempleo en general. En Cataluña nos han inspeccionado a muchos clubes y a algunos de localidades de menos de 15.000 habitantes le han puesto una multa de 60.000 euros", destacó.