Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Collet: "Es una vergüenza que la maquinaria nacionalbarcelonista saque el tema de la violencia"

El presidente del RCD Espanyol, Joan Collet, ha calificado de "vergüenza" el hecho de que "la maquinaria nacionalbarcelonista" hable de violencia por parte de los jugadores del equipo perico para explicar el empate del sábado en el derbi catalán (0-0), y ha asegurado que es "mentira" que la afición haya proferido gritos racistas a Neymar.
"No he oído a los jugadores del Barcelona ni a su entrenador que hayan dicho nada de este tema, pero me parece una vergüenza por parte de los de siempre, los de la maquinaria nacionalbarcelonista, sacar el tema de la violencia en el juego. Es una vergüenza y se les tiene que decir a la cara que es mentira", declaró tras participar en el tradicional acto solidario de la Federación de Peñas y la Agrupación de Veteranos en el que se recogen juguetes para niños sin recursos.
El mandatario ahondó en la que considera una acusación sin fundamento del entorno culé. "Si miramos las noticias de los empates que hemos tenido con el Barcelona en el 2010 o en el 2012, verás que siempre hablan de violencia para justificar que no han ganado", indicó.
"Fue un partido normal, de tarjetas amarillas. El árbitro hizo un buen arbitraje y no vi jugadas en las que puedan decir eso, pero a lo mejor eso sirve para condicionar al árbitro en el partido de Copa. Seguro que alguno se sentiría muy cómodo si en el minuto 20 nos han expulsado a dos jugadores y tenemos tres o cuatro tarjetas amarillas", prosiguió.
En cuanto a los comentarios que apuntan a gritos racistas desde la grada del Power8 Stadium hacia Neymar, el presidente blanquiazul afirmó que es "mentira". "Yo estaba allí, igual que 30.000 personas más, y no hubo nada. Fue un partido de alto riesgo sin incidencias y sin problemas", expresó.
"Nuestra afición animó al equipo los 90 minutos, pero si sale alguien que dice que ha habido gritos racistas... Es mentira. Desde que se pusieron estas medidas siempre hemos sido un ejemplo de animación y que nadie venga a poner en duda un resultado que para nosotros es muy positivo", continuó.
Por otra parte, valoró el empate ante el eterno rival. "La gente del Espanyol se siente orgullosa y que nos hace pensar de otra manera para encarar el futuro de la competición, pero si hay un grupo de personas a las que el resultado de ayer no les gustó, mejor que busquen otros argumentos", finalizó.