Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven Cristiano esloveno da la victoria al Maribor en el torneo de Fútbol por la Amistad

Un joven Cristiano esloveno da la victoria al Maribor en el torneo de Fútbol por la Amistadtelecinco.es
El Maribor esloveno se proclamó este sábado campeón de la cuarta edición del torneo de fútbol callejero del programa 'Fútbol por la Amistad' de la compañía rusa 'Gazprom', celebrado en Milán (Italia) desde el pasado jueves.
En la hasta ahora edición más numerosa de este joven proyecto, con 32 equipos de niños y niñas de edad cadete de cuatro continentes participando, el equipo de Eslovenia fue el que se llevó la victoria en la final ante el Debrecen húngaro, disputada en el campo de Piazza Castello de la ciudad italiana.
El Maribor tomó el relevo del Rapid austriaco, campeón el año pasado, tras un partido muy disputado ante el que fuera verdugo ayer viernes del Atlético de Madrid en los cuartos de final. El equipo rojiblanco, en su segundo año consecutivo representando a la cantera española, cayó en los penaltis, aunque fue de los que más brilló.
El conjunto esloveno terminó invicto el torneo y conquistó el triunfo gracias a un solitario 1-0. Un potente zurdazo cruzado de Zan Zalek le bastó a los suyos para imponer su juego más de toque ante el poderoso físico rival. El '7' esloveno celebró con algarabía su gol corriendo hacia una de las esquinas e imitando el gesto del portugués Cristiano Ronaldo cuando este anota.
"Es mi ídolo. Espero que marque en la final de la 'Champions'", aseguró Zalek tímido tras la victoria, deseando presenciar un triunfo madridista en San Siro, donde él y todos los demás participantes acudirán a ver la gran final.
El conjunto húngaro lo intentó hasta el pitido final y gozó de una buena ocasión para arañar un empate, pero el balón se paseó por el área sin encontrar un rematador que quisiera empujarlo y se tuvo que conformar con un más que valioso subcampeonato.
Esta gran final tuvo espectadores de lujo como el exfutbolista del Real Madrid Míchel Salgado, el jugador italiano Domenico Criscito, del Zenit ruso, los alemanes Leon Goretzka y Max Meyer, del Schalke 04 alemán, o el propio Franz Beckenbauer, embajador de 'Fútbol por la Amistad.
El que fuera campeón de mundo con Alemania en 1974, como jugador, y en 1990, como seleccionador, fue el encargado de repartir las medallas y también de recoger la Copa de los Nueve Valores, que premia al club que tengan un compromiso dentro y fuera del terreno de juego con la proyección de la amistad, la igualdad, la justicia, la paz, la salud, la entrega, la victoria, las tradiciones y el honor, y que fue concedida este año al Bayern de Múnich.
El club alemán relevó al FC Barcelona, ganador en 2015 de este trofeo diseñado por el escultor alemán Achim Ripperger y que representa a un joven futbolista que sostiene la Tierra en representación también de un balón de fútbol, y fue elegido por sus proyectos a gran escala de apoyo a niños con necesidades especiales y por sus contribuciones al tratamiento médico de niños en muchos países y otras iniciativas benéficas para ayudar a los necesitados, informó la organización.