Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica del Atlético de Madrid - Athetic Club, 1-0

El Atlético también exige remontada en San Mamés
El Atlético de Madrid tomó ventaja en su eliminatoria de los cuartos de final de la Copa del Rey tras derrotar este jueves por un ajustado 1-0 al Athletic Club de Bilbao, que como le sucediera en los dieciseisavos y en los octavos de final ante el Celta y el Betis tendrá que exigirse remontar en su fortín de San Mamés.
No fue un partido brillante por parte de ninguno de los dos equipos, protagonistas en este primer tramo de la Liga BBVA. El actual campeón copero ha perdido algo de frescura y no la ganó con las rotaciones introducidas y los 'leones' volvieron a dejar claro que lejos de su feudo bajan demasiado su nivel, un lastre para batir a un rival que a falta de brillo tira de mucha solidez.
Al final, decidió un 'casi balón parado' que remató Godín tras un centro milimétrico de Koke, uno de los mejores de los locales, que apenas pasaron apuros durante los 90 minutos ante un equipo vizcaíno que por tercer partido consecutivo como visitante en el torneo del 'k.o' no fueron capaces de marcar.
Simeone apostó por meter aire fresco en el equipo y dio minutos a Alderweireld, Guilavogui, Adrián y el 'Cebolla' y su equipo se resintió, sobre todo en los metros finales, donde echó en falta la mayor imaginación y talento del turco Arda Turan. Valverde, en cambio, prácticamente puso un once de gala, pero tampoco estuvo fino en la zona definitiva.
De este modo, pese a un intento inicial del conjunto vasco de hacerse con el balón para frenar cualquier atisbo de salida impetuosa de los locales, el partido siguió el camino de la espesura y de la escasez de las ocasiones, produciéndose casi todas las más claras en el primer cuarto de hora y luego en los instantes finales.
Herrerín vio pasar un balón por delante de la portería tras un saque de esquina de Koke y luego metió una buena mano a un lanzamiento desde fuera del área de Diego Costa, mientras que los visitantes también tuvieron una clara con una llegada de Ander Herrera, que no dirigió bien su disparo, pero ahí se quedaron, víctimas de su imprecisión. El Atlético tampoco encontró continuidad a su juego, sin que funcionase Guilavogui, y consagró más su fútbol al contragolpe y a la brega de Diego Costa.
El de Lagarto es sin duda un buen termómetro del actual momento que está pasando el campeón de la Copa del Rey. El delantero ha perdido su idilio con el gol y su falta de ocasiones las compensa con su continua lucha que fue bien controlada por Gurpegi y Laporte. Lo que no controló el Athletic fue la pericia de Koke. El canterano, cuando la primera parte expiraba, envió desde la derecha un balón preciso a la cabeza de Godín, que había subido a un corner anterior y que no perdonó el 1-0, compensando el fallo poco antes de Adrián en un mano a mano con Herrerín.
EL ATLÉTICO SE REFUGIA.
La segunda mitad no trajo excesivos cambios. Los de Valverde continuaron con su traje de visitante de esta temporada, lejos del que visten en San Mamés, y al Atlético, ya con Gabi en el campo para poner algo más de orden, le bastaba con apelar a su fortaleza defensiva y a la amenaza del contragolpe para tener el partido donde más le interesaba. Por ello, el 'Cholo' metió en el campo a Arda Turan en lugar de un voluntarioso pero desacertado Adrián y acercó más a Raúl García a Diego Costa, mientras que su rival apostó por Susaeta y Aduriz.
Sin embargo, las buenas intenciones del Athletic iban dejando paulatinamente más espacios a los locales, que con el turco en el campo aumentaban sus opciones de sorprender al que le costaba un mundo pisar el área de Courtois, echando de menos la verticalidad que le da el lesionado Iker Muniain y que no encontró ni en Herrera ni en De Marcos, ni tampoco profundidad por las bandas, por donde pocas veces se asomaron sus laterales.
Para los compases finales, Simeone retiró al tercero de sus cuatro futbolistas novedosos en la alineación, el 'Cebolla' Rodríguez, para dar entrada a David Villa en busca de más gol. Sin embargo, aunque el Atlético amenazó al final, no hubo más concesiones y la emoción se mantuvo por lo ajustado del marcador, que obligará a ambos a mejorar sus prestaciones la semana que viene para conseguir el billete para las semifinales.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: ATLÉTICO DE MADRID, 1 - ATHLETIC CLUB, 0 (1-0, al descanso).
--ALINEACIONES.
ATLÉTICO DE MADRID: Courtois; Juanfran, Godín, Alderweireld, Filipe Luis; Raúl García, Guilavogui (Gabi, min.46), Koke, 'Cebolla' Rodríguez (Villa, min.78); Adrián (Turan, min.59) y Diego Costa
ATHLETIC CLUB: Herrerín; Iraola, Gurpegi, Laporte, Balenziaga; De Marcos, Rico, Iturraspe, Herrera (Beñat, min.80); Ibai (Susaeta, min,14) y Sola (Aduriz, min.61).
--GOL.
1-0, minuto 41. Godín.
--ÁRBITRO: Fernández Borbalán (C.Andaluz). Amonestó a Diego Costa (min.42), 'Cebolla' Rodríguez (min.60), Turan (min.77), Gabi (min.92) y Godín (min.93) por el Atlético; y a Aduriz (min.74), Balenziaga (min.80) y Gurpegi (min.92) por el Athletic.
--ESTADIO: Vicente Calderón. 45.000 espectadores.