Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica del FC Barcelona-Sevilla, 0-0

Un espléndido Varas evita un triunfo merecido del Barcelona Una 'tangana' final provocada por una tontería de Kanouté empaña un gran partido
Un espléndido Varas evita un triunfo merecido del Barcelona
Una 'tangana' final provocada por una tontería de Kanouté empaña un gran partido
El FC Barcelona y el Sevilla protagonizaron un gran partido de fútbol en el Camp Nou pese al empate sin goles, y es que el encuentro, que acabó empañado por una tangana innecesaria, tuvo un sinfín de ocasiones por parte de un Barça que encerró a los sevillistas y rozó el gol hasta el minuto final, cuando un Javi Varas espectacular detuvo un penalti a Messi.
El portero sevillista se convirtió sin duda en el gran héroe del partido, y es que todo lo que se dirigió a su portería lo detuvo, fueran los enemigos el FC Barcelona o su compañero Escudé. Al final, los blaugrana acabaron desquiciados con tanta ocasión sin premio, y los sevillistas también desquiciados pero de los nervios, con agresión de Kanouté a Cesc y entrada durísima de Navarro que les costó la expulsión.
Marcelino ideó una telaraña defensiva por el centro que le salió de fábula para contrarrestar el 3-2-4-1 de Pep Guardiola. El Barça tuvo y tuvo el balón y pese a contar con dos buenas ocasiones de gol en las que Varas estuvo trascendente nunca acabó de encontrarse cómodo sobre el terreno de juego, al querer una y otra vez buscar una brecha en la zaga sevillista, una vía a su espalda que no llegó.
El Sevilla, no obstante, no fue al Camp Nou a aparcar el autobús delante de su portería. No tuvo la profundidad de otras veces ni aprovechó la velocidad de Navas, pues los extremos estuvieron muy centrados para colaborar en defensa, pero cuando les tocó la oportunidad de ir arriba lo hicieron con criterio y aprovechando siempre cualquier despiste blaugrana, como un regla de Alves que permitió a Navas encañonar a un Valdés que sacó una mano de 'Zamora'.
Para cambiar esta dinámica Guardiola decidió volver al más habitual 4-3-3 para abrir al máxima a los laterales Alves y Adriano e intentar así abrir un poco la defensa sevillista. No funcionó de primeras, pero sí con el paso de los minutos y las cada vez más constantes llegadas desde ambas bandas. Además, Thiago, Iniesta y el 'metrónomo' Xavi cogieron oxígeno al disponer de más espacio para idear sus jugadas.
Así, antes del descanso y sobre todo tras la reanudación el Barça se convirtió en una máquina de crear jugadas. Lo intentó Messi de falta directa, Iniesta en incontables ocasiones y Villa con un fortísimo disparo cruzado, pero todo fue en balde por culpa de un Varas muy inspirado y de cierta mala suerte en la finalización.
El Sevilla, cómodo atrás y ya sí sin mucha voluntad ofensiva, fue cerrando espacios otra vez y juntando líneas para intentar contrarrestar el empuje blaugrana. Marcelino, con la entrada de Kanouté, reflejó la voluntad de intentar cazar alguna contra o jugada de estrategia, mientras que Guardiola dio entrada a Pedro para intentar dinamitar definitivamente la banda, si bien al canario le costó entrar en la dinámica de juego.
Con la entrada de Cesc el Barça intentó rizar el rizo con entradas tanto por el centro como por las bandas, y es que antes de su lesión el de Arenys estaba en una gran forma y con una racha goleadora increíble, formando un tándem mortal con su compañero Messi. Y nada más entrar lo intentaron, pero el Sevilla fue toda una roca en el Camp Nou.
Pese a ello, los blaugranas no se daban por vencidos haciendo del partido un frontón. Disparos lejanos de Adriano o Iniesta, Escudé que también obligó a Varas a lucirse para evitar un gol en propia e incluso el larguero evitaron que el Barça obtuviera su premio. Messi se puso el equipo a la espalda y lo probó individualmente con sus 'slalon', pero ni así.
Al final, justo cuando el marcador llegó al minuto 90, apareció el genio de La Mancha para desatascar una jugada con diferentes 'croquetas' marca de la casa y meterse por medio de toda la defensa, que sólo pudo detenerle con un claro penalti. Mimó la pelota Messi y empezó el 'show' del Sevilla, con Kanouté obstruyendo el disparo y tangana incluida en el centro del campo. Minutos después, Messi lanzó el penalti y Varas se ganó el cielo sevillista con una espléndida parada. No hubo gol, pero sí tiempo para otra expulsión de Navarro y una última ocasión de Messi.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: FC BARCELONA, 0 - SEVILLA, 0.
--EQUIPOS.
FC BARCELONA: Valdés; Alves, Mascherano, Abidal, Adriano; Keita (Pedro, min.61), Xavi (Busquets, min.87), Thiago (Cesc, min.73); Messi, Villa e Iniesta.
SEVILLA: Varas; Cáceres, Fazio, Escudé, Navarro; Navas, Campaña (Rakitic, min.71), Medel, Armenteros; Trochowski (Coke, min.62) y Manu (Kanouté, min.67).
--ÁRBITRO: Iturralde González (C. Vasco). Amonestó a Mascherano (min.45), Iniesta (min.74) y Cesc (min.90) en el Barcelona y a Navas (min.41), Varas (min.56), Medel (min.65) y Kanouté (min.90) en el Sevilla. Expulsó a Kanouté (min.90) y Navarro (min.90) por roja directa.
--ESTADIO: Camp Nou, 82.743 espectadores.