Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Mirandés logra la machada y el Sevilla remata al Betis

El Mirandés logra la machada y el Sevilla remata al BetisEFE

El Mirandés ha dado la sorpresa este martes al clasificarse para los cuartos de final de la Copa del Rey tras endosarle 0-3 al Deportivo de la Coruña, mientras que el Sevilla metió el dedo en la herida del Real Betis, su eterno rival, tras golearle por 4-0 y apearlo de la competición del 'K.O'.

En Riazor, el Deportivo recibía a un Mirandés que necesitaba la victoria para pasar de ronda, por lo que salieron a por ello desde el primer minuto. El conjunto que milita en la categoría de plata situó una presión muy adelantada que logró incomodar a los de Víctor Sánchez del Amo, que alineó de inicio un novedoso 4-3-3 plagado de suplentes, con Jonás Gutiérrez estrenándose en el medio campo.
Los de Miranda de Ebro plantaron cara y buscaron el dominio de la pelota. Mientras, el Dépor buscó rápidas salidas a la contra y acciones que casi siempre tuvieron como protagonista a un hiperactivo Fede Cartabia.
Con mayor igualdad sobre el césped, Provencio rompió el empate inicial con un derechazo lejano de primeras después de una jugada trenzada ante el que nada pudo hacer Manu Fernández. El novedoso planteamiento del técnico herculino hacía aguas y el Mirandés volvió a dar la campanada en Copa.
A la vuelta del túnel de vestuarios, el Deportivo buscó la reacción con la entrada al campo de Bergantiños y Luis Alberto. Los locales lavaron su imagen en cierto modo aportando mayor control y llegada a la portería rival. No obstante, el Mirandés marcó el segundo y dejaba la eliminatoria bastante encarrilada. Una falta lejana botada por Abdon Prats no encontró rematador, pero su centro se envenenó de tal manera que Manu no tuvo tiempo de reaccionar antes de que el balón tocara las mallas.
El Deportivo jugó entonces con más corazón que cabeza para hacer efectiva la remontada, pero las ocasiones creadas no acabaron por materializarse. Por su parte, los de Carlos Terrazas pusieron en aprietos a la defensa deportivista al contraataque. De hecho, antes del pitido final tuvo lugar un nuevo gol favorable a los burgaleses. Tras una jugada casi calcada a la del 0-1, Provencio anotaba de nuevo para sentenciar el partido y la eliminatoria.
Después de acabar con las aspiraciones coperas de dos clubes de primera --Málaga y Deportivo-- el Mirandés será el único participante de Segunda División en cuartos. Además, es su segunda presencia en cuartos en apenas cuatro temporadas tras alcanzar las semifinales en 2012, cuando todavía militaban en Segunda B.
Contundente triunfo del Sevilla
Por su parte, el Sevilla amargó el estreno de Juan Merino en el banquillo verdiblanco, que no sólo no pudo remontar la eliminatoria ante el eterno rival sino que salió goleado. El objetivo se diluyó a los tres minutos de partido, momento en el que José Antonio Reyes cabeceó a las redes un balón muerto tras un centro desde la banda derecha que había salido rechazado en varias ocasiones.
El Sevilla se mostró cómodo como claro dominador de la posesión, mientras el Betis aguardaba para salir a la contra. Mientras tanto, resurgían viejas rencillas de duelos anteriores y varios rifirrafes, discusiones y recados calentaban el derbi. Los béticos apenas se acercaron al área rival, muy superados en todo momento por el equipo local.
La superioridad se plasmó con el 2-0, obra de Rami. Una segunda jugada tras un saque de esquina acabó con un centro que encuentra al central sin marca en el segundo palo. El francés tuvo tiempo de controlar y rematar en el área sin oposición alguna. Las gradas del Pizjúan disfrutaban con los suyos y los jugadores sevillistas llegaron al descanso tocando a ritmo de 'olés'.
En la segunda mitad, los de Merino trataron de tirar de orgullo con mayor presencia ofensiva, lo que, sin embargo, siguió evidenciando sus propias carencias en defensa. Nada más salir al campo, Gameiro hacía el tercero, pero el suplicio verdiblanco no acababa aquí. En los últimos minutos, Kakuta se estrenó como goleador en el Sevilla haciendo el 4-0 que ponía la guinda al encuentro.
Contundente victoria para pasar a cuartos de final. El Sevilla ya espera rival después de un enfrentamiento que se le hizo excesivamente largo al Betis.