Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Osasuna deja escapar dos puntos vitales

Osasuna - ValenciaEFE

Osasuna y Valencia han empatado en un partido, en el que los osasunistas se adelantaron en El Sadar, gracias a un tanto de Oriol Riera en la primera parte, pero en el que vieron como el Valencia empató en los últimos minutos dejando a los de Javi Gracia con 35 puntos metidos en la lucha por evitar el descenso.

Se acerca el final de la liga y se empieza a notar que cada gol, cada parada, cada error pesa el doble. Este sábado Osasuna saltó al campo con la intención de dejar encarrilada su salvación, salió a apretar y a buscar a un Valencia que no se jugaba nada. Así los primeros 25 minutos estuvieron disputados, con un Valencia con más calidad y un Osasuna con más ganas e intensidad.
En una gran jugada por la izquierda de Roberto Torres, muy activo todo el partido, llegó entonces el gol de Oriol Riera. El extremo navarro se fue de Joao Pereira y su disparo lo rechazo mal Guaita, por allí andaba Riera que empujó a la red. 1-0, un público entregado y un rival pensando más en la Europa League, en principio todo de cara para los osasunistas.
Hasta el minuto 60 aproximadamente el partido fue más de Osasuna, aunque antes del descanso los 'che' reclamaron un claro penalti que el árbitro no vio. Los locales llegaron más durante buena parte del partido, Torres lanzó un tiro al palo y Riera y De las Cuevas daban sensación de peligro cuando se acercaban al área valencianista. Los de Pizzi se mostraban imprecisos y el argentino realizó dos cambios: al campo Jonas y Araújo.
Y entonces como por arte de magia los osasunistas se hundieron. En parte fue por la presión, por la responsabilidad de ver tan cerca el objetivo, los nervios llegaron y a los jugadores les quemaba el balón en los pies. Además Pizzi acertó con los cambios. Así el Valencia tuvo media hora en la que dominó a Osasuna y en la que generó ocasiones suficientes para dar la vuelta al marcador, una de esas fue una jugada entre Araújo y Jonas que el segundo metió entré los tres palos. Entonces se produjo un estado de alerta entre los navarros allí presentes.
Los jugadores, que por un momento se vieron prácticamente salvados, se veían otra vez metidos en el 'fango' y en los últimos cinco minutos los 'che' tuvieron dos ocasiones claras causadas por los nervios. Al final 1-1, 35 puntos con 12 por jugarse y una próxima visita al Bernabéu, ese es el panorama de los de Gracia. Los de Pizzi ya piensan en las semifinales de la Europa League, el jueves, ante el Sevilla.