Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) Turquía remonta en Austria y la República Checa se queda a medias en Suecia

La selección de Turquía ha certificado una gran remontada en Austria (1-2) con un tanto de bella factura del jugador del FC Barcelona Arda Turan, en una noche del martes plagada de duelos amistosos en la que la República Checa firmó un empate contra Suecia (1-1) que les deja con buen sabor de boca tras ponerse también por detrás en los primeros compases.
En las últimas pruebas previas a la Eurocopa de Francia del mes de junio, los dos combinados nacionales adquirieron buenas sensaciones lejos de casa frente a otras dos selecciones que estarán presentes en la competición continental. Tanto checos como turcos, en este orden, examinarán a España en el Grupo D en las primeras jornadas del torneo.
La selección de Turquía se repuso al claro dominio austriaco en la primera mitad, en un partido en el que Arda Turan volvió a deslumbrar con enormes detalles de calidad y que marcó incluso el tanto que selló la remontada. La inmensa mayoría de los compases iniciales se disputaron en campo turco, que se vio azotado con el gol de Junuzovic, que culminó una gran jugada de Arnautovic por la banda izquierda.
El juego titubeante de los otomanos no encontró reacción hasta que Calhanoglu allanara el camino con un golazo de falta directa antes de marcharse a los vestuarios. El combinado visitante buscó el segundo con más decisión, aunque nadie presagió que la remontada llegara tras un regalo del guardameta de Austria, que cometió un error garrafal en la salida de balón. El portero entregó el esférico directamente a los pies de Arda Turan, que le superó con una estética vaselina que acarició la red.
En Suecia, al conjunto checo le costó meterse en el encuentro tras un flojo inicio en el que apenas se prodigaron ofensivamente. La República Checa centró sus esfuerzos iniciales en secar a la figura de Zlatan Ibrahimovic, aunque no contaron con que Berg se interpondría para hacer el 1-0, que pilló a la zaga visitante excesivamente relajada.
Todo el respeto con el que comenzaron los jugadores visitantes lo perdieron al ponerse en desventaja, encontrando además fortuna de cara a puerta con rapidez en la cabeza de Vydra. Las fuerzas lograron igualarse durante el resto del choque, en el que los acercamientos a las áreas se intercambiaron, hasta unos minutos finales en los que a los checos les faltó gasolina y acabaron embotellados. No obstante, las internadas no gozaron de demasiada claridad como para romper la equidad definitiva en el marcador.