Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dunga: "Sólo le tengo miedo a la muerte, no al despido"

El seleccionador de Brasil, Carlos Caetano Bledorn Verri 'Dunga', ha asegurado que sólo teme a "la muerte" y no al desempleo, después de la eliminación de la 'canarinha' en la fase de grupos de la Copa América Centenario después de un polémico gol de Perú (1-0) en el último encuentro, y ha afirmado que espera liderar en agosto a la selección brasileña en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
"Sólo le tengo miedo a la muerte, no tengo miedo a eso", respondió cuando se le preguntó si temía perder su trabajo después de la eliminación temprana de Brasil de la Copa América Centenario, que se disputa en Estados Unidos.
"El presidente sabe lo que estamos haciendo, cómo estamos trabajando, sabemos sobre presión y sabemos que el trabajo viene con las críticas", dijo Dunga a la prensa después del partido jugado en Boston.
"Cuando trabajas para la selección de Brasil debes saber que las críticas van a aumentar cuando no obtienes resultados, pero internamente sabemos lo que estamos haciendo", añadió.
Dunga lamentó la impaciencia de sus críticos en su país y repitió su mantra de que la reestructuración del juego de Brasil llevaría tiempo después de una campaña dolorosa en la Copa del Mundo 2014.
El exjugador de Internacional, Fiorentina y Stuttgart recibió la tarea de revivir al fútbol brasileño luego de su humillante derrota por 7-1 ante Alemania en las semifinales del torneo que organizó hace dos años.
Sin embargo, tras un comienzo brillante en su segunda etapa en el cargo, Brasil fue eliminado el año pasado de la Copa América en la fase de cuartos de final y actualmente se ubica sexto en el grupo sudamericano de clasificación para el Mundial de Rusia 2018.