Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Emery: "Trabajo cada día como si fuera a estar aquí toda mi vida"

El entrenador del Sevilla CF, Unai Emery, ha confirmado su ilusión y sus ganas de seguir dirigiendo al club nervionense remarcando que "no está en el mercado", disolviendo los rumores acerca de las nuevas posibilidades que se le ofrecen de nuevo este verano, además de hacer un repaso de toda la actualidad sevillista.
"Quiero estar donde me quieren y quiero que me quieran donde estoy, y en el club me respetan. Sé que estoy expuesto a los resultados, pero estoy contento aquí. No sé si continuaré o no, pero lo que sí sé es que trabajo cada día como si fuera a estar aquí toda mi vida. Emery no está en el mercado", manifestó, en un tono desenfadado, ante los micrófonos del programa 'Libre y Directo' de Radio Sevilla.
El míster vasco se mostró resignado ante el hilo del que suele pender su puesto, sujeto a los resultados cosechados sobre el campo, por lo que agradeció el esfuerzo de sus jugadores. "Si estoy ante 25 futbolistas que no me escuchan, me tendré que ir, por eso es importante que ellos también tengan ilusión. Yo quiero crecer aquí, y si no voy a crecer me iré. Lo mismo que si el Sevilla no crece con Emery, a Emery se le echará".
El de Hondarribia hizo hincapié en la incógnita que rodea a los banquillos, sometidos a examen constantemente, pero estableció la "aceptación" de su labor y la "química" con el club como clave para tener continuidad. "Si por algo estoy orgulloso y contento en el Sevilla es porque hay una dinámica de trabajo, equilibrio, estabilidad y respeto. Y quiero que nos exijamos todos para seguir creciendo", declaró, inconformista.
"Si todos estamos contentos, lo normal es seguir. No me quiero quedar en Sevilla tomando cervecita y comiendo gambas, quiero trabajo, que salgan bien las cosas. Jugar más finales son motivos para que todos los sevillistas sonriamos", añadió, expresando su deseo de seguir creciendo en el conjunto hispalense.
Emery se enfrenta a un final de temporada con muchos objetivos aún por determinar, y asumió la responsabilidad de que el Sevilla no estuviera mejor situado a estas alturas. "Este mes y medio hay en juego cosas muy importantes y queremos disfrutarlo con mucha intensidad y fuerza, para hacerlo lo mejor posible. Ha sido un año difícil, comenzamos últimos y me siento responsable de eso. Soy exigente y quiero que el club lo sea", afirmó.
"La diferencia entre la primera y la última temporada está en que se van los mejores futbolistas. Cuando firmas a alguien, a Rakitic, por ejemplo, no es Rakitic, es un presumible Rakitic. Ya después de tres o cuatro años, sí es un Rakitic y se va", comentó el entrenador, poniendo de ejemplo al centrocampista croata.
MERCADO DE FICHAJES
El guipuzcoano también alabó la función del director deportivo del equipo de la capital andaluza, 'Monchi', partícipe activo de los éxitos del actual campeón de la Europa League. "Construimos el equipo y, cuando se termina de construir, termina la temporada y debes volver a empezar. Es una política que da mucho al Sevilla y lo asumo porque sé dónde estoy, y agradecido que estoy", asintió.
"Todos los fichajes son del club. Emery tiene su opinión y sólo puede estar por encima cuando lo conoce. Pero otras veces es el club quien lo está porque lo conoce mejor que yo, entonces doy mi opinión, pero es el club quien está por encima", reconoció, explicando los adentros de los despachos nervionenses.
"Con Pareja y Banega, los conocía y di mi opinión. A Monchi le dije sobre Banega que si trabajábamos todos en una dirección levantaría al público. Otras veces me dice Monchi, vamos a traer a Carriço o a Mbia y confío en su criterio, ¿cómo no lo voy a hacer?", indicó, además de admitir, entre otras cosas, que no conocía al colombiano Carlos Bacca cuando se cerró su fichaje.
Sobre la posible salida del centrocampista argentino, Unai Emery no quiso darle bola y se centró en el presente. "Me interesa lo que haga este domingo, que esté en condiciones de hacer un buen partido y de ayudar al equipo. No le pregunto, yo quiero que Banega esté. Le hablo del día a día, de su compromiso y de lo necesario que es para el equipo", declaró.
Por último, abordó el tema de la próxima final sevillista, la de Copa del Rey, en la que se medirá al todopoderoso FC Barcelona de Luis Enrique. "Está claro que el Barcelona es el favorito, pero en las tres veces que nos hemos enfrentado esta temporada hemos tenido oportunidades de hacer algo. La oportunidad está ahí, tenemos que jugarla y buscar ganarla", afirmó, consciente de que deberán exprimir sus opciones al máximo el 22 de mayo en el Vicente Calderón.