Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Escribá: "Ante el Celta quiero que se juegue como requeriría un último partido de Liga"

El entrenador del Getafe, Fran Escribá ha asegurado que el partido de este sábado ante el RC Celta de Vigo en el Coliseum Alfonso Pérez (18.15 horas) es una "final" y que quiere que se juegue como si fuese el "último partido de Liga", porque le da igual que todavía queden "un número de jornadas importantes" y "muchos puntos" en juego.
"Evidentemente el partido de mañana es una final. Me da igual que queden un número de jornadas importantes y queden muchos puntos, quiero que se juegue como lo que requiere un último partido de Liga y así quiero que lo vivamos, y creo que va a ser así. Hemos hecho autocrítica y examen a conciencia, y creo que estamos mas que preparados para jugar ante un muy buen equipo, hacer un buen partido y ganar. Los dos últimos resultados en casa han sido negativos pero el equipo jugo bien", declaró en la rueda de prensa previa.
En este sentido, recalcó que en una semana tendrán tres partidos -ante Celta, Las Palmas y Sevilla- y que aquel que consiga sumar más "tendrá mucho hecho". "Primero jugaremos en casa con nuestra gente ante un equipo difícil al que podemos ganar y luego contra un rival directo; esos dos primeros partidos pueden marcar mucho de lo que queda de temporada y dos buenos resultados nos harían verlo todo con mucho optimismo", explicó.
Además, restó importancia a las estadísticas, que arrojan que el Celta nunca ganó en Primera en el Coliseum. "Pienso mucho como Berizzo, al final cuando me hablan de estadísticas siempre pienso que es una oportunidad de romper eso y entiendo que él lo vera así. Nosotros queremos prolongar que tengan malos resultados aquí", manifestó.
"Es un buen equipo, que se asocia bien, encima recupera a jugadores importantes contra nosotros, pero a nosotros, a nuestro máximo nivel, podemos ganar perfectamente. Allí pudimos sacar un empate muy disputado y por qué no pensar mañana que con el apoyo de nuestra gente podemos ganar", continuó.
El técnico valenciano explicó que el Celta "rara vez hace un partido cerrado". "Ofrece mucho en ataque, y eso hace que desproteja un poco la defensa, pero es un equipo que juega bien, que se asocia bien, que se asocia arriba, alegre visto para el espectador... Queremos hacerle un partido incómodo en el ataque de ellos, vamos a tener que poner los cinco sentidos para dejar la cuenta a cero, confiado de que si hacemos bien las cosas podemos reducir el nivel que tienen", apuntó.
Por otra parte, afirmó que Álvaro Pereira está "preparado para jugar". "Menos mal que lo de Pereira se arregló, porque estábamos cogidos con pinzas. También tenemos a muchos defensas cargados de tarjetas y a tiro de suspensiones, y lógicamente tendremos que correr ese riesgo, pero sin duda que se haya arreglado lo de Pereira ha sido muy bueno", aseveró sobre el hecho de que el uruguayo haya superado la sanción de ocho partidos con la que llegó al equipo.
También expresó que "sin duda habrá cambios" en el once, "pero por un motivo lógico". "No quiero que nadie lo interprete como que un jugador es señalado, porque no es el caso. Cuando el equipo va bien los entrenadores damos continuidad a un equipo, pero cuando el equipo viene de encajar derrotas hay momentos para que alguien dé un paso adelante y que a lo mejor que alguno que esté jugando más lo vea desde fuera, pero que lo vea con la tranquilidad de que tiene sus opciones en cualquier momento", afirmó.
Por último, quiso matizar sus palabras tras la derrota ante el Levante (3-0), cuando aseguró que le había dado "vergüenza". "Los jugadores saben que les protejo siempre, como ya he dicho más de una vez. Para mí son mis hijos y les defiendo siempre, pero también son mis hijos para reñirles; tengo que corregirles cuando no hagan bien las cosas, son inteligentes, tienen todo mi apoyo y siempre voy a estar a su lado, pero lo que no me pueden pedir, y no lo han hecho, es que me siente en una rueda de prensa y diga mentiras, ellos valoran mas que su entrenador vaya de cara", finalizó.