Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FC Barcelona se personará como parte perjudicada en el caso de los pasaportes falsos

El FC Barcelona ha anunciado este lunes que se personará como parte perjudicada en el caso de los presuntos pasaportes falsos que podría estar afectando al baloncesto español, por medio del exjugador del Real Madrid Marcus Slaughter y el exjugador del Montakit Fuenlabrada Andy Panko, que podrían haber jugado la temporada pasada con identidades y nacionalidad falsa de Guinea Ecuatorial.
Según publica este lunes 'La Vanguardia', tanto Slaughter como Panko habrían sido inscritos y habrían jugado como comunitarios al poseer nacionalidad ecuatoguineana --debido a un convenio de la FEB con varios países africanos--, aunque esos pasaportes son falsos según ha confirmado la embajadora del país en España, Purificación Angué Ondo. "Los pasaportes no son legales, sino falsificados mediante métodos fraudulentos", indica la diplomática.
A raíz de estas informaciones, el FC Barcelona quiso mostrar en un comunicado su "sorpresa y preocupación" ante unos hechos que, de confirmarse su autenticidad, supondrían "una grave adulteración de las competiciones".
"Con los antecedentes publicados hoy, desde la Dirección de Deportes Profesionales del club se ha dado orden a los servicios jurídicos de la entidad para que inmediatamente se solicite la admisión de la comparecencia del FC Barcelona ante el Juzgado de Instrucción que está conociendo de la causa, en calidad de parte perjudicada por los hechos investigados", señala el comunicado.
Además, el FC Barcelona considera que, si se confirman estos hechos, implicará una serie de consecuencias deportivas "de mucha gravedad". "Todo ello con independencia de las lógicas actuaciones que deberán emprender tanto la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB), como otros clubes perjudicados por las actuaciones investigadas", concluye el texto.