Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barça, 'supercampeón' de Catalunya en los penaltis

Supercampeón de Catalunyatelecinco.es

El FC Barcelona se ha impuesto al RCD Espanyol en Montilivi (Girona) en la primera edición de la Supercopa de Catalunya y en la tanda de penaltis tras empatar el partido (1-1) en el tiempo reglamentario, un derbi intenso con una parte para cada equipo en la que finalmente decidió la muerte súbita a favor de un equipo blaugrana que presentó a más jugadores del primer equipo.

Después de un tramo final de partido, con ocasiones para ambos equipos, la Supercopa tuvo que decidirse en la tanda de penaltis. Y eso que Jairo y Abraham, por parte del Espanyol, y Rakitic por partida doble, Munir y Halilovic por parte blaugrana tuvieron ocasiones dignas de evitar la tanda de penaltis. No fue así, y en las penas máximas estuvieron más acertados los blaugranas, con goles de Xavi, Halilovic, Grimaldo y Rakitic, que puso la 'puntilla'.
El FC Barcelona dominó la primera parte, prácticamente a placer, y dispuso de más y mejores ocasiones de gol aunque únicamente Gerard Piqué lograr batir, de cabeza y muy bien asistido por Luis Suárez, a Pau. Por contra, en la segunda parte fue el RCD Espanyol quien salió, pese a los múltiples cambios, más 'enchufado' y Arbilla tuvo dos buenas ocasiones, materializando la segunda.
Fue un auténtico golazo de Arbilla de falta directa. Lanzó con la pierna derecha, le pegó muy duro y con efecto parecido a la 'folha seca', superando a los tres únicos jugadores que plantó el Barça en la barrera, y el balón entró por toda la escuadra haciendo inútil la estirada de Masip. La mayor intensidad blanquiazul tras el descanso dio pronto sus frutos.
Así, el título se tenía que decidir en apenas 39 minutos, lo que faltaba por disputarse después de la igualada 'perica', aunque finalmente precisó de la tanda de penaltis. Tras el empate, el Barça continuó disponiendo del balón, con el Espanyol bien replegado atrás, pero la sensación de peligro era mayor esta vez del lado de los de Sergio González, no del lado blaugrana. Luis Enrique, descontento, siguió moviendo fichas para coger la iniciativa y el mando.
Y eso que al inicio de la final fue el Barça el mejor y, en concreto, un Luis Suárez que ocupó el lugar del '9' para demostrar sus ganas de integrarse del todo después de debutar en el 'clásico' sin demasiada fortuna. En el minuto 7 obligó, con un buen cabezazo en la frontal del área pequeña, a lucirse a Pau. En el 15, en una gran jugada, se intentó hacer un hueco dentro del área para rematar a portería pero, tras irse de Raúl Rodríguez, vio a Piqué desmarcado y le envió un centro en forma de globo para que el central marcar a placer.
La primera aproximación del Espanyol en la primera parte llegó en el minuto 33, con una falta lateral que colgó Salva Sevilla y detuvo, bien, un Masip que jugó sus primeros minutos oficiales de la temporada. Se lució después en la mejor jugada espanyolista, al borde del descanso, cuando detuvo un disparo de Víctor Álvarez después de que este llegara hasta él en una buena acción que no supo finalizar. Bien asistido por Salva Sevilla, tuvo suerte en el rebote y se plantó solo ante Masip, que aguantó bien para detener el disparo y quedarse con el balón.
El partido sirvió así a ambos técnicos para probar a jugadores que disponen de pocos minutos habitualmente. Luis Enrique dio 45 minutos a Suárez, 73 a un Adriano que volvía tras lesión, y todo el partido a Munir, que parece haber perdido la mordiente del inicio de temporada. También probó a Xavi de mediocentro para el final del partido, con mucha presencia de jugadores del filial.
Por parte espanyolista, Sergio rotó más que su colega blaugrana y dispuso de menos jugadores habituales del primer equipo. Solo Raúl Rodríguez, que actuó de capitán, o Salva Sevilla o Víctor Álvarez suelen tener minutos, así que los Arbilla --que sacó mínimo un notable en la prueba--, Mattioni o Álex estaban ante una prueba clave para su entrada en el once inicial. También hubo mucha presencia del filial.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: FC BARCELONA, 1 - RCD ESPANYOL, 1 (4-2 en la tanda de penaltis, 1-0 al descanso).
--EQUIPOS.
FC BARCELONA: Masip; Adriano (Grimaldo, min.73), Piqué (Ié, descanso), Bartra, Alba (Montoya, descanso); Samper (Halilovic, min.76), Rafinha (Rakitic, min.61), Sergi Roberto (Xavi, min.61); Pedro (Adama, descanso), Suárez (Sandro, descanso) y Munir.
RCD ESPANYOL: Pau; Arbilla, Raúl Rodríguez, Éric, Clerc (Jordán, descanso); Pol Llonch (Luque, descanso), Salva Sevilla (Víctor Sánchez, descanso); Mattioni (Duarte, descanso), Álex, Víctor Álvarez (Abraham, descanso); y Jairo (Héctor, min.82).
--GOLES.
1-0. Min.15, Piqué.
1-1. Min.51, Arbilla.
Penaltis: Xavi, Halilovic, Grimaldo y Rakitic marcaron para el FC Barcelona, y Víctor Sánchez y Jordán para el RCD Espanyol.
--ÁRBITRO: Álvarez Izquierdo (Col. Catalán). Amonestó a Víctor Álvarez (min.44), Raúl Rodríguez (min.72) en el RCD Espanyol y a Adama (min.64) en el FC Barcelona.
--ESTADIO: Montilivi (Girona), 5.110 espectadores.