Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tridente 'archipiélago' lleva al Barça a cuartos

El tridente 'archipiélago' lleva al Barça a cuartosEFE

El FC Barcelona ha superado al Arsenal FC (3-1) y ha confirmado su pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones, en una noche pasada por agua donde el Barça se dejó llevar por el 'british style' con un juego directo con el que vencieron para mostrar que tiene armas infinitas, hiriendo así en el orgullo de los londinenses, que intentaron arañar sin demasiado atino ni fuerzas en un mal partido en general del Barça salvo por los tres goles del tridente, que fue un 'archipiélago' separado del resto del equipo.

Los catalanes jugaron con fuego, y no se quemaron por su pronta reacción. El Barça permitió a un Arsenal con muchas bajas crecerse y soñar pese al 3-0 en contra que llegó a tener, tras el gol inicial de Neymar. Al final, el triunfo sufrido podrá ser un recordatorio a tener en cuenta de cara al futuro para un Barça que se relajó en exceso antes de tiempo y que tuvo que reaccionar, liderado por el tridente. Lo hizo y todo quedó en un susto, pero no fue un buen partido.
La reacción llegó con un auténtico golazo de Luis Suárez, quien remató de volea aérea un centro de Dani Alves para firmar uno de sus mejores goles, y ya van muchos, como blaugrana. Pero hasta llegar ahí, hasta poder calmar y cerrar la eliminatoria, al Barça le costó y todo vino de bajar los brazos, de tenérselo creído, antes de tiempo. Jugó mejor el equipo blaugrana en el Emirates que en casa, pero aún así logró el objetivo. Y la puntilla final de Messi con su suave vaselina hizo mayor el resultado global.
Marcó primero el Barça y quiso acabar con la posible remontada, pero se confío demasiado. El Barça tiene más pólvora, más cargada y afinada, y lo demostró en un 'tú a tú' propiciado por el escenario aunque provocara algún que otro infarto cuando el Arsenal llegó a tener el 1-2 en las botas de Welbeck. Varios 'gunners' probaron si el Barça estaba en el partido. Y sí, la defensa, pese a la ausencia del sancionado Piqué, aguantó bien hasta que nada más empezar la segunda parte marcó Elneny, llegando desde la segunda línea y de disparo colocado, para poner algo de miedo en el cuerpo de los culés.
Lo mismo que le sucedió a los 'gunners' cuando Neymar abrió la lata. Recuperó el balón el Barça gracias a una gran presión, que fue diluyéndose con el tiempo, y Suárez, que se hizo con el esférico, vio la carrera en desmarque de Neymar y se la puso perfecta para que el brasileño controlara en carrera y batiera la salida a la desesperada de Ospina, que poco antes había evitado ya el primero. Ahí cambió el escenario, más cómodo todavía para los de Luis Enrique pese al postrero empate.
Con la eliminatoria encarada en la ida y prácticamente sentenciada con el gol de Neymar, el Barça contribuyó con un juego excesivamente directo y con el equipo partido en dos por la línea del tridente a un partido de 'idas y venidas'. El Barça tenía el balón pero menos de lo usual. Jugaba con criterio, pero por la vía rápida. Estiraba líneas pero abriendo espacios entre Iniesta y Rakitic, los creadores, y el tridente, que se tenía que buscar la vida contra la defensa blaugrana.
La lluvia apenas dio un breve descanso y, sumado al juego que se veía en el campo, parecía que el Camp Nou estuviera en Londres y no en Barcelona. Pero, aún así, el Barça jugó a lo suyo, mostró su calidad y, si el Arsenal intentó correr por necesidad, el Barça pareció hacerlo por placer. Pero esa cierta relajación permitió a los londinenses marcar, provocando el enfado de Luis Enrique.
Y es que el Barça jugó desafiando sus propias leyes, sin control. Pero el colchón de tres goles ayudaba a probar cosas, a retar al Arsenal a irse arriba para pillarles a la contra y sentenciar del todo. El Arsenal se fue arriba en dos estirones, tuvo buenas ocasiones pero siempre con disparos lejanos. Por contra, el Barça avisó de nuevo con Neymar y, sobre todo, con una acción de Messi que Ospina, el sustituto de Cech por lesión, salvó para reivindicarse.
Eso sí, el gol rápido del Arsenal tras el descanso, con una gran asistencia de Alexis Sánchez para Elneny y el fantástico disparo del egipcio, dio algo de emoción al partido. El Barça debía volver a enchufarse, y quién no sino Messi para intentarlo, pero volvió a toparse con Ospina. Poco después envió un trallazo fregando el palo, pero no sin antes ver una clarísima ocasión de Welbeck que Mascherano, providencial, salvó lanzándose para enviar su disparo a córner.
Neymar, Suárez y Messi, con su gol final, fueron claves, de nuevo, actuando como un archipiélago asistido por vía aérea en la distancia. Habrá que ver si fue una prueba o un 'esto es lo que hay en el menú'. A quien le guste bien y a quién no, a esperar que no haya ración doble. A destacar el debut de Arda Turan como blaugrana en 'Champions' y las paradas clave de Ter Stegen, que evitó más sufrimiento y fue coreado.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: FC BARCELONA, 3 - ARSENAL FC, 1 (1-0, al descanso).
--ALINEACIONES.
FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves, Mascherano, Mathieu, Alba; Busquets, Rakitic (Arda Turan, min.77), Iniesta (Sergi Roberto, min.72); Messi, Suárez y Neymar.
ARSENAL FC: Ospina; Bellerín, Koscielny, Gabriel, Monreal; Flamini (Coquelin, min.45), Elneny; Alexis Sánchez, Özil, Iwobi (Giroud, min.73); y Welbeck (Walcott, min.73).
--GOLES.
1-0. Min.18, Neymar.
1-1. Min.51, Elneny.
2-1. Min.65, Suárez.
3-1. Min.88, Messi.
--ÁRBITRO: Sergei Karasev (RUS). Amonestó a Arda Turan (min.79) en el FC Barcelona y a Flamini (min.32), Gabriel (min.35), Alexis (min.50), Giroud (min.85) en el Arsenal FC.
--ESTADIO: Camp Nou, 76.092 espectadores.