Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FIFA y la Interpol crean varios programa para informar a jugadores, técnicos y árbitros sobre los amaños

La FIFA y la Interpol han creado varios programas de formación en línea con el propósito de informar a jugadores, entrenadores y árbitros sobre los peligros del amaño de partidos, a fin de impedir que se conviertan en víctimas de esta práctica que amenaza la integridad del fútbol.
Según anunció este jueves el organismo futbolístico, cada uno de estos programas está dirigido a cada uno de los grupos implicados y ofrecen una guía completa para detectar, declinar y denunciar los intentos de amaño y otros temas relacionados.
"Para la FIFA y la Interpol, combatir el amaño de partidos es un asunto prioritario, ya que sigue siendo una amenaza para la integridad del fútbol", manifestó el director de Seguridad de la FIFA, Ralf Mutschke.
Los módulos de aprendizaje en la red son muy interactivos y utilizan cuestionarios, juegos y elementos audiovisuales que ayudan a enfatizar los mensajes principales. También incorporan situaciones reales para que los usuarios puedan identificar más fácilmente las tácticas que los delincuentes suelen usar para que manipulen partidos.
"Con estos completos módulos de aprendizaje en línea, la comunidad futbolística dispone de una herramienta para proteger el deporte de las amenazas de las redes de delincuencia organizada que pretenden obtener beneficios de manera ilegal a través del amaño de partidos", afirma Michaela Ragg, directora adjunta de la Unidad de Integridad en el Deporte de Interpol.
Los programas están diseñados para que los usen las asociaciones miembro de la FIFA como parte de sus cursos sobre integridad o como programas de formación independientes. En mayo de 2011, los dos organismos acordaron colaborar durante diez años a fin de apoyar la lucha global para erradicar de este deporte la corrupción y el amaño de partidos.