Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galán, futbolista del Alhaurín apuñalado: "Solo 1 de 20 se salva"

El futbolista de 24 años del Alhaurín de la Torre B que el pasado 20 de marzo fue apuñalado tras un partido contra El Palo B, Samuel Galán, ha asegurado, tras recibir este lunes el alta hospitalaria, que quiere "olvidar" cuanto antes el incidente, y ha asegurado que "solo 1 de cada 20" a los que les pasa esto "se salva", pero que podrá volver a jugar al fútbol.
"Los médicos me han dicho que tengo el corazón muy fuerte y que he tenido mucha suerte, porque solo 1 de 20 se salva en estos casos y me ha tocado a mí. Me han dicho que no parece que me ha pasado lo que me ha ocurrido, y que por ahora está todo bien, pero que hay que ir progresando y haciéndome revisiones hasta que pase el tiempo y me confirmen si puedo jugar o no", declaró en una entrevista a 'El partido de las 12' de la Cadena COPE.
Sin embargo, a pesar de la gravedad, podrá volver a jugar. "Los médicos me han dicho que haga reposo absoluto durante dos o tres meses, revisiones de corazón... Pero gracias Dios parece que voy a poder jugar otra vez al fútbol, que es lo que más me gusta", indicó.
Galán explicó que lo que le ha sucedido le hará ser "más fuerte". "A mí me ha hecho más fuerte y me ha hecho mirar la vida de otra manera", dijo. "Reflexionaba y no me lo creía. Incluso hoy en día sigo en una nube porque no entiendo por qué me ha pasado a mí. Pero lo importante es que ya ha pasado y que estoy bien, no hay que darle más vueltas. Y sobre todo quiero que esto no vuelva a pasar más en ningún campo", continuó.
Sobre el hecho, reconoció que se acuerda "de poco". "Caminé unos metros y me quedé inconsciente y ya mis compañeros hicieron cosas hasta que vino la ambulancia. Y llegué allí y me desperté en la UCI", subrayó.
"La gente me ha demostrado mucho cariño en todo momento, tanto por redes sociales como mis amigos, y mi familia que ha estado allí en todo momento, y yo les estoy muy agradecido", añadió.
Por último, afirmó que no guarda "ningún rencor" a sus agresores. "Yo personalmente soy así. Quiero olvidarlo, completamente, y seguir con mi vida. Quiero hacer lo que más quiero y disfrutar de la gente que quiero y se acabó. Yo perdono, no es que perdone, es que mejor olvidarlo y ya está", concluyó.