Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat votó sí a la venta del Valencia a Lim porque "satisface sus pretensiones"

La Generalitat valenciana justifica el voto favorable de su representante en el patronato de la Fundación VCF para vender las acciones de Valencia al empresario Peter Lim en que sus exigencias "han quedado satisfechas" y en su voluntad de estar "con la mayoría".
Así lo ha explicado el conseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, al ser preguntado, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, por su voto a favor de la venta del club 'che' al magnate de Singapur, en contraste con los votos negativos de la Diputación y el Ayuntamiento de Valencia.
Sobre esta cuestión, Moragues ha recalcado que "la Generalitat tenía varias peticiones, que pasaban por que el aval se cancelase, que se devolvieran los 6 millones de euros del Instituto Valenciano de Finanzas del avanzados en ejecución parcial de esa garantía y que desapareciera una alusión inaceptable que existía en el contrato inicial que hablaba de que, en el caso de que la Unión Europea declarara ilegal el aval de la Generalitat a equipos deportivos, esta tendría que indemnizar".
"Una vez que todas las peticiones del Consell estaban en ese contrato planteado ayer (al patronato de al Fundación) y han sido atendidas, nuestra posición es estar con la mayoría social, con un espíritu constructivo buscando lo mejor para el Valencia CF; lo único que hicimos es apoyar la mayoría", ha añadido.
Respecto al voto en contra de los representantes de las otras dos administraciones públicas, también gobernadas por el PP, el titular de Hacienda ha señalado que, como ha explicado el propio Ayuntamiento, esta corporación municipal pidió que se reflejara en el contrato las cuestiones relativas a la permuta de solares y la construcción del nuevo estadio, y ha considerado que no se ha hecho así.
Por lo que se refiere a la Diputación de Valencia, "no ha quedado muy claro", ha comentado Moragues, que ha hecho notar que un día antes de la votación el presidente de esta institución, Alfonso Rus, ya "había fijado el voto" al decir que era "una insensatez vender el Valencia por 20 millones de euros" y que un club de fútbol no se compra "por telegrama o correo electrónico". "En ningún caso son situaciones comparable ni homogéneas", ha añadido.
Además, Moragues ha subrayado que, a excepción de los patronos de estas instituciones públicos, el resto "votó a favor por unanimidad" basándose en la información que se dio ayer jueves.
"DEFENSA DE LOS INTERESES DE CINCO MILLONES DE VALENCIANOS"
"La posición de la Generalitat --ha proseguido-- es la defensa de sus intereses, que son los de cinco millones de valencianos y de sus recursos públicos. A partir de ahí, nuestra posición es de conciliación, de consenso y de búsqueda de soluciones y hemos querido estar al lado de la mayoría".
Por su parte, la consellera de Educación, Cultura y Deporte y portavoz, María José Català, ha recordado que la venta del Valencia está "condicionada a que se solventen una serie de condiciones que la empresa Meriton debe negociar con Bankia" y el Gobierno valenciano debía estar muy pendiente de que la oferta votada "fueran beneficiosas para la Generalitat en cuanto a los recursos públicos avanzados".
En la misma línea, Moragues ha apuntado que negociación para cerrar la operación --que es entre Lim y Bankia, ha hecho notar-- está en pleno desarrollo "y habrá que esperar a ver si fructifica".