Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miku amarga el debut liguero de Javi Gracia

Getafe - OsasunaEFE

El Getafe rubricó sus primeros tres puntos de la Liga BBVA tras conseguir una importante victoria ante Osasuna (2-1), en un encuentro en el que el conjunto azulón, muy superior a su rival, amargó el debut liguero de Javi Gracia al frente de un cuadro navarro que sigue sin puntuar en la competición.

Ambos equipos necesitaban los tres puntos para salir de la peligrosa dinámica con la que habían iniciado la temporada y esta necesidad se plasmó en el terreno de juego. Los locales, que fueron muy superiores en el campo, aprovecharon las dos semanas de respiro que les dieron los partidos internacionales para pulir los defectos que demostraron durante el inicio de la competición y lograron una trabajada victoria que les aleja de la zona baja de la tabla.
Por su parte, el cambio de entrenador en las filas de Osasuna no surtió el efecto deseado y Javi Gracia comprobó de primera mano que tiene mucho trabajo por delante para dar con la tecla que saque a su equipo de la mala situación por la que está pasando.
Los azulones entraron como un tiro en el partido, y desde el primer minuto empezaron a poner en aprietos la portería de un Osasuna adormilado. Sin embargo, con el paso de los minutos los navarros fueron entrando en el partido, librándose de la presión local y tocando la pelota en las inmediaciones del área getafense. Finalmente, el trabajo ofensivo de los de Javi Gracia dio sus frutos en el minuto diez, cuando Roberto Torres aprovechó un balón muerto en el área local para sumar el primer tanto en el marcador.
El gol rojillo no sentó nada bien a Luis García Plaza, que tuvo que rearmar a su equipo para darle la vuelta al marcador. Las instrucciones del técnico surtieron efecto, y sus jugadores comenzaron a tocar el balón con comodidad ante la pasividad de la zaga navarra. El monólogo azulón recogió sus frutos en el minuto 35, cuando Miku puso las tablas en el marcador tras el remate de un córner. El Getafe se vino arriba y antes del descanso el venezolano tuvo en sus botas el 2-1, pero su disparo no encontró puerta y se estrelló en la madera.
EL 'GETA' DOMINA
Tras la reanudación, el Getafe continuó con el dominio que estaba demostrando durante la primera mitad, y a los cinco minutos se puso por delante en el marcador. La suerte que había huido de Miku al final de la primera parte le recompenso en la segunda para que el venezolano firmara su particular doblete tras una gran jugada dentro del área.
Tras el tanto, los de Gracia se derrumbaron y el conjunto azulón aprovechó la situación para seguir buscando la portería rival de un Osasuna que tendrá que cambiar muchas cosas si quiere salir del atolladero.