Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Brasil, "optimista" con los avances del estadio de Curitiba

El Gobierno de Brasil es optimista sobre la aceleración de las obras en el estadio Arena da Baixada en Curitiba, y la permanencia de la capital del estado de Paraná entre las 12 ciudades sede del Mundial 2014, dijo el secretario ejecutivo del Ministerio de Deportes, Luis Fernandes.
"Hubo avances, avances importantes en ese sentido", dijo Fernandes a Reuters una semana después de que la FIFA encendiese la luz de alarma y surgiese la amenaza de que el estadio se quedaría fuera del Mundial debido al atraso en su construcción.
La advertencia fue lanzada por el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, que exigió a las autoridades que tomaran medidas para que la ciudad no fuera excluida de la programación del torneo.
Algunas iniciativas fueron anunciadas después de la advertencia. Una de ellas es la posibilidad de crear un tercer turno de trabajo y un consejo gestor que comande la obra del estadio, que pertenece al club Atlético Paranaense y va a recibir cuatro partidos de la primera fase del Mundial.
A fin del año pasado, una fuente del Gobierno ya había advertido sobre el atraso en los trabajos provocado por fallas en la administración de la obra. Sin embargo, el secretario ejecutivo del ministerio afirmó que hubo mejoras en la conducción y la gerencia de los trabajos en el estadio.
"Lo que más progresó fue el cambio de gestión (...) fue lo que más avanzó, y eso es bastante importante para la conclusión de la obra a tiempo", señaló Fernandes.
La FIFA anunciará el 18 de febrero si Curitiba formará parte de la programación de la Copa del Mundo. En esa fecha, la entidad espera tener una actualización de cómo marchan las obras y saber si estarán culminadas a tiempo para el torneo.
El Arena da Baixada debería haber estado terminado en diciembre, pero al igual que otros cinco estadios mundialistas, sus obras están atrasadas. El pronóstico actual estima que los trabajos estarán finalizados en mayo, un mes antes del comienzo del Mundial.