Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno vasco aportará 10 millones de euros en tres años para la remodelación del estadio de Anoeta

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado que el Gobierno vasco participará en la remodelación del estadio de Anoeta de San Sebastián con una aportación de 10 millones de euros, cantidad que se dividirá en los ejercicios 2015, 2016 y 2017, con 3.300.000 euros cada año.
En declaraciones a los periodistas durante su visita a la empresa Korta Group de Zumaia, donde ha recordado que el Gobierno vasco participó hace 20 años, con una aportación al Ayuntamiento de San Sebastián, para la construcción del estadio de Anoeta.
De este modo, ha señalado que después de este tiempo "hemos podido comprobar el escaso uso que se le ha dado a la pistas de atletismo". "Eso invita a pensar, con lógica también, en la posible remodelación del estadio", ha añadido.
En ese sentido, ha señalado que, tal como ha participado en otros proyectos o infraestructuras deportivas como San Mamés Barria o el Buesa Arena, desde el Gobierno vasco se prevé una aportación de en torno a 10 millones de euros, con una periodificación de 2015, 2016 y 2017, a razón de 3.300.000 euros al año.
El lehendakari ha explicado que es una aportación que el Ejecutivo vasco haría Consistorio donostiarra o la sociedad pública correspondiente para que la destine a la remodelación del estadio de Anoeta. Este proyecto supondría la supresión de las pistas de atletismo y que la estructura de las nuevas gradas se ubicasen en ese espacio.
La remodelación, según ha apuntado, servirá también para "reforzar e impulsar la construcción de lo necesario para el mini estadio anexo, para un compromiso de destino de mil metros cuadrados en esas instalaciones para las sedes de las federaciones deportivas que actualmente están en Errotaburu, y también la construcción de un campo adecuado para la práctica del hockey hierba, altamente reivindicado por los equipos de la Real Sociedad en particular el equipo femenino".
Urkullu ha remarcado que, a la hora de decidirse a hacer esta aportación, "se han analizado los flujos económicos que supone una inversión de esta naturaleza" y ha afirmado que "se ha comprobado que también un estadio adecuado supone flujos adecuados para la ciudad y para el territorio".