Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lanzarote hunde al Granada tras una polémica cesión

Granada - EspanyolEFE

El Espanyol se mantiene invicto en Liga BBVA tras ganar este domingo al Granada en el Nuevo Los Cármenes (0-1) gracias un gol de libre directo de Manu Lanzarote tras una polémica cesión que le ha costado la segunda derrota al conjunto nazarí.

Los catalanes dejaron claras sus intenciones presionando la salida del balón desde el pitido inicial, ante un Granada sorprendido pero que poco a poco se fue adaptando a la circunstancia.
El primer disparo a puerta del partido tuvo que esperar media hora, cuando en un saque de esquina botado por Fran Rico se le escapó el balón de las manos a Kiko Casilla; el guardameta espanyolista lo sacó sobre la línea de gol, y el rechace le cayó a Buonanotte. El argentino estrelló el disparo en la defensa, y Benítez no pudo aprovechar el balón recogido en la frontal y lo mandó muy arriba.
Respondió el cuadro 'perico' en el 32, en un fabuloso pase de Simao a David López en el área chica que el centrocampista, libre de marca, cabeceó por encima de la portería de Roberto.
Riki pudo hacer el primero de los nazaríes en la prolongación del primer acto, pero su cabezazo a saque de córner de Buonanotte se marchó rozando el larguero. Precisamente, el delantero de Aranjuez tuvo la oportunidad de resarcirse al principio de la reanudación, aunque su disparo desde la frontal se fue muy desviado.
La segunda mitad arrojó otro aire al duelo, en el que comenzaron a verse más llegadas al área y ocasiones claras. Raúl Rodríguez perdonó en el área pequeña en el 58, y Pereira dio la réplica poco después en un disparo desde 20 metros que a punto estuvo de sorprender a Casilla. En el 66, Ighalo, recién incorporado, se lució ante su afición recortando ante Raúl Rodríguez, pero su disparo fue atajado por el portero espanyolista.
Sin embargo, la polémica saltó en el 75, cuando el árbitro interpretó y pitó una inexistente cesión después de que Fran Rico desviase la pelota sin intención de pasársela al portero. El colegiado no lo dudó y Manu Lanzarote, tras un ligero toque de Simao, clavó el balón pegado al poste tras superar la barrera (0-1).
La acción aturdió al conjunto local, que pocos minutos después sufrió la expulsión de Ighalo por doble amonestación y que no fue capaz de neutralizar el tanto del cuadro de Javier Aguirre.