Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Grupo DIS mantendrá su acusación contra Neymar "con independencia de su destino profesional"

El Grupo DIS, antiguo poseedor del 40 por ciento de los derechos federativos de Neymar Junior y envuelto en una batalla legal con el jugador, ha avisado de que mantendrá la causa judicial "con independencia del destino profesional" del brasileño, adelantando que un posible fichaje por el Paris Saint-Germain no frenará sus reclamaciones.
El pasado 4 de mayo, la Audiencia Nacional dictó auto de apertura de juicio oral por el llamado 'Caso Neymar' en el que están acusados tanto Neymar Junior como su padre Neymar Da Silva y en el que DIS ejerce la acusación junto al Ministerio Fiscal. Las partes están pendientes ahora de la comunicación de la fecha de inicio del juicio.
"Con independencia del destino profesional del jugador Neymar Jr., DIS mantendrá su acusación ante el inminente juicio oral, confiando en que la Justicia repondrá los daños económicos y morales que le originó el fraudulento fichaje de Neymar por el Fútbol Club Barcelona mediante una serie de acuerdos rubricados entre 2011 y 2013", avisa el Grupo DIS a través de un comunicado.
DIS, a cuya querella se unió la asociación brasileña FAAP, acusa a Neymar y a su padre de corrupción entre particulares y de un delito continuado de estafa. Por ello, solicita penas de cinco años de cárcel para el jugador y su inhabilitación profesional para todo el periodo de duración de la condena.
DIS tenía el 40 por ciento de los derechos federativos de Neymar, con el que firmó un contrato económico en 2009 cuando tenía 17 años. Sin embargo, desde el grupo sostienen que en 2011 el delantero y su padre firmaron dos contratos simulados con el FC Barcelona, obviando que los derechos del jugador pertenecían al Santos y a DIS.