Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Infantino propone que el secretario general de la FIFA "no debe ser europeo"

El candidato a la presidencia de la FIFA, Gianni Infantino, ha manifestado este lunes que no se elegiría automáticamente a un personaje europeo para ser su secretario general en caso de que ganara las elecciones para liderar el fútbol mundial este mes, rompiendo con la tradición que perdura desde hace más de 100 años.
Infantino, que parece contar con el apoyo generalizado en Europa y el respaldo apalabrado por parte de países de Sudamérica y Centroamérica, dejó una puerta abierta a que un africano ejerciera las funciones de administración de la FIFA si gana las elecciones del próximo 26 de febrero en Zúrich.
"Mi tarea principal será llevar el fútbol de nuevo a la FIFA y a la FIFA de nuevo al fútbol", comentó el suizo, que pretende renovar la federación tras los últimos escándalos de corrupción sacados a la luz. "La imagen de la FIFA tiene que mejorar y volver a la cima de nuevo, y eso sólo puede suceder si vivimos y respiramos por el fútbol", continuó.
El proyecto contó con la acogida de grandes personalidades en el mundo del fútbol, como José Mourinho, Luis Figo, Fernando Hierro o Fabio Capello, unas "leyendas" que son un "testimonio del amor" que tienen por ese deporte.
Uno de los exfutbolistas allí presentes, Luis Figo, tachó el momento en el que se encuentran de "crucial". "La gente tiene que decidir si quiere que las cosas continúen igual o si quiere un cambio. Si miras los otros candidatos, Infantino es la persona correcta para afrontarlo", explicó.
Con el presidente saliente, Joseph Blatter, inhabilitado, y el secretario general, Jerome Valcke, despedido debido a las acusaciones por corrupción que rodean al deporte, acaparó toda la atención con las propuestas de reforma de los candidatos para limpiar el fútbol y mantener a los grandes patrocinadores que aportan dinero a la organización.
El suizo, de 45 años, secretario general de la UEFA en la actualidad, no quiere que la FIFA adopte una forma 'eurocéntrica'. "Lo que queremos hacer es abrir las puertas de la administración FIFA a la mayoría de gente de todo el mundo", comentó.
"Estoy convencido de que el secretario general de la FIFA no debe ser europeo. ¿Por qué no uno africano?", dijo a los reporteros, tras detallar los 11 puntos clave en los que se centra su proyecto. Desde que la FIFA fuera fundada en 1904 ha tenido diez secretarios generales diferentes, todos ellos europeos.
Infantino es uno de los cinco candidatos que pueden convertirse en presidente electo de la FIFA en sus 112 años de historia. El actual presidente en funciones es el camerunés Issa Hayatou, mientras Markus Kattner se encuentra ejerciendo de secretario general.
Blatter, que fue suspendido en el fútbol durante ocho años a la espera de la resolución de la apelación, y Valcke, se encuentran entre las personas implicadas en mayor medida en los escándalos de corrupción y soborno que rodean a la FIFA desde el pasado mes de mayo, algo que ambos niegan.
El FBI y las autoridades suizas arrestaron un total de 41 personas y las investigaciones aún continúan. Al igual que Infantino, presentaron su candidatura el francés Jerome Champagne, el príncipe Ali bin Al-Hussein de Jordania, el sudafricano Mosima Gabriel 'Tokyo' Sexwale y el jeque de Bahrein Seikh Salman Ebrahim Al Khalifa.