Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Italia se queda sin representantes en competiciones europeas

El fútbol italiano no ha logrado situar a ninguno de sus clubes en los cuartos de final de las competiciones europeas, después de que esta semana la Juventus de Turín y la Lazio quedaran apeadas de la Liga de Campeones y la Europa League, respectivamente, en un nuevo varapalo para la Serie A.
El Calcio no pasa por su mejor momento, y es que ninguno de los equipos transalpinos participantes en torneos continentales consiguió meterse entre los ocho mejores equipos de las dos competiciones organizadas por la UEFA a nivel de clubes. En dos días negros para sus intereses, Juve y Lazio, las dos últimas balas en la recámara italiana, fueron superados en sus correspondientes eliminatorias.
En primer lugar, la 'Vecchia Signora' tocó la clasificación en 'Champions' con la punta de los dedos, pero su rival en la noche del miércoles, el Bayern de Múnich, selló un final trágico para las aspiraciones juventinas con una espectacular remontada. La conformación del torneo esta temporada privó al país de la bota de gozar de una plaza más, ya que el único conjunto que acompañó a los de Turín fue la Roma, que también dijo adiós en octavos de final al verse superada por el Real Madrid.
En segunda instancia, la Lazio llegó a tener opciones de acceder a la máxima competición de la UEFA, aunque desperdició su oportunidad en el 'playoff' contra el Bayer Leverkusen. En consecuencia, los de la capital italiana se vieron relegados a la Europa League, donde su sueño finalizó antes de lo esperado tras una sorprendente derrota en octavos de manos del Sparta de Praga, que asaltó el Olímpico de Roma cuando pocos lo esperaban.
Italia estuvo bien representada para reemplazar en el papel de campeón al Sevilla, aunque sus resultados no acompañaron ni mucho menos a las esperanzas puestas. Fiorentina y Nápoles se presentaron también como serios candidatos al título al comienzo de la campaña, pero los 'viola' dieron una triste imagen cayendo en su primer cruce ante un Tottenham que no dio opción alguna, mientras que los napolitanos dieron guerra al Villarreal en dieciseisavos de manera insuficiente.
Las horas bajas de los grandes de la Serie A quedaron en evidencia en Europa, después de que el año pasado la Juventus quedara como su gran esperanza internacional. El fuerte descenso del rendimiento de los clubes de Milán, clásicos habituales en las celebraciones de títulos décadas atrás, mermó al país en su galería de trofeos, dejando al Calcio en un segundo plano en el panorama continental.