Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

James Rodríguez evoluciona del hombro pero Pékerman optar "por la prudencia" ante Paraguay

El centrocampista colombiano del Real Madrid, James Rodríguez, es duda para el partido de este martes de su selección ante Paraguay, correspondiente a la Copa América Centenario, según confirmó el seleccionador José Pékerman, que advirtió que la decisión final se tomará con "prudencia" en las horas previas al partido.
El madridista sufrió el viernes un fuerte golpe en el hombro izquierdo durante el partido en el que Colombia derrotó 2-0 a Estados Unidos, por lo que debió ser sustituido.
"James fue evolucionando, pero como sabemos que siempre hay un tema de dolor tenemos todavía 24 horas antes del partido para tomar una resolución. No nos podemos apresurar, no estaría bien", sostuvo Pékerman el lunes en una conferencia de prensa. "No es la primera vez que tiene este percance, eso le da tranquilidad de que sabe que ya le ha pasado", agregó.
El técnico argentino afirmó que tendrá en cuenta el informe del cuerpo médico y cómo se sienta el jugador anímicamente para decidir si le tiene en cuenta o le excluye del equipo titular. "Tomaremos la definición más cerca del partido (...) Yo optaría siempre por la prudencia cuando uno cree que hay un peligro", precisó.
Pékerman calificó al 'diez' de "irreemplazable", pero recordó que Colombia tiene muy buenos jugadores para buscar variantes y mencionó a Dayro Moreno, Marlos Moreno, Edwin Cardona y Roger Martínez como posibles alternativas.
"Ojalá no nos obligue ya tan rápido a hacer una modificación, pero estamos preparados para las dos cosas, para la continuidad o para la modificación si es necesaria", explicó el seleccionador 'cafetero'.
Por otro lado, el entrenador admitió que el partido contra Paraguay será una prueba dura y destacó el juego colectivo y las individualidades del equipo guaraní. "Es un equipo que hay que respetarlo, es una selección que tiene ADN, una genética de cómo trabaja los partidos, el espíritu combativo y tácticamente ataca mucho más y tiene en las individualidades jugadores que tienen otra manera de jugar", declaró.
"Vamos a tener que estar preparados y va a ser una exigencia muy alta para nosotros, esperamos poder controlar bien. Tenemos que tener mucho cuidado, indudablemente va a ser un partido muy diferente al que nos tocó con Estados Unidos", concluyó.