Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jémez: "Nuestra gran pelea va a ser abstraernos de todo lo ocurrido"

El entrenador del Rayo Vallecano, Paco Jémez, aseguró que la "gran pelea" de su equipo antes de enfrentarse al ya descendido Levante será abstraerse de "todo lo ocurrido" tras una semana convulsa en la que han sido investigados por un presunto amaño en la penúltima jornada liguera.
"Va a ser nuestra gran pelea abstraernos de todo lo ocurrido. Hay que pensar en ganar el partido y en la posibilidad de cumplir el objetivo. Hay que hacer un esfuerzo grande en abstraerse, porque esto nos ha robado la atención. Los jugadores son buenos profesionales, quieren agradar a la gente y queremos ganar el partido", indicó el técnico rayista.
Jémez, que fue preguntado por el estado de la plantilla, respondió que los jugadores estaban alegres pese a que esta semana estaba "siendo más dura, pero no en lo deportivo" después de la polémica suscitada tras la derrota frente a la Real Sociedad en la penúltima jornada de liga.
"Si hay algún jugador afectado debería ser honrado y decir que no está preparado. No he intuido nada de nadie, pero si son profesionales y alguno no está en la mejor predisposición posible deberían decirlo, pero al equipo lo veo alegre. La semana está siendo más dura, pero no en lo deportivo", dijo.
"Nos ha pillado una tormenta como esta y hay que capearla, pero tenemos la conciencia muy tranquila. Nosotros damos nuestra opinión y tenemos que ser profesionales. Hay que transmitir tranquilidad, porque lo que va a ser necesario es que los jugadores sientan el calor de la afición y de la gente. De inicio tener el calor de la gente nos puede ayudar mucho", añadió.
"Hay que tener confianza en ganar nuestro partido, que es toda. Ni tengo confianza ni desconfianza en nada. Mañana vamos a salir a ganar, a intentar hacer buen partido y lo que vaya a pasar que pase. A partir de ahí veremos lo que pasa. Más allá de que el Levante esté descendido, no tengo duda de que no nos van a regalar nada. El Levante querrá ganar, pero enfrente hay un equipo que tiene una posibilidad y eso se tiene que notar. La semana pasada nos pudo la presión, las prisas, y queremos que no vuelva a pasar", señaló Jémez.
El entrenador rayista hizo mención a las "responsabilidades" que tanto él como el resto del equipo deben asumir tras los resultados cosechados la presente campaña. "Esto puede ser una situación normal. Lo anormal igual ha sido lo que ha pasado en años anteriores. Hemos hecho muchas cosas mal y todos nos hemos equivocado demasiado", comentó.
"Los que teníamos que tomar decisiones de arriba a abajo nos hemos equivocado. Los resultados no han sido buenos como otros años y tenemos que asumir responsabilidades. No pienso culpar a nadie de la marcha del equipo. Esto funciona así. Cuando un equipo está así es porque muchas decisiones no han sido las correctas. Es el momento de asumir nuestra parte de la responsabilidad", apuntó.
"Voy a poner a los que yo crea porque no soy sospechoso de nada. Los que crean en algo sospechoso deben dejarse de hablar tanto y poner las pruebas encima de la mesa, porque nosotros vamos a ayudar a todo el mundo. Desde el primer jugador al último. Si no confiase en un jugador no lo sacaría. No van a salir los mismos, pero porque el partido es otro. Presumimos de mirar a todos con la cabeza bien alta. Siempre hay que estar preparado para lo peor. No queremos pensar que somos de Segunda porque no queremos y aún hay una posibilidad, pero tenemos que asumir responsabilidades. Mejor o peor, saldremos de Vallecas con la cabeza bien alta", dijo sobre el posible once titular.
"EL CLUB HA ESTADO CON NOSOTROS"
La unidad del club ante la difícil situación que atraviesa el equipo fue otro de los puntos tratados por el técnico en la rueda de prensa. "El club estuvo con nosotros ayer y pusieron sus argumentos, ¿cómo no va a apoyar el club a los jugadores? No fue forzado y todos quisieron estar. Entendieron que era el mejor momento de estar juntos. El club está con los jugadores y los jugadores con el club. Somos tan pocos que es como si fuésemos uno. Aquí no cabe la idea de que cada uno vaya a su rollo", afirmó.
"Que diga que quiere que se salve el Sporting es normal. Es cierto que lo ha dicho en un momento inoportuno, como en la antesala de un partido, pero no dudo de la profesionalidad. No creo que haya que darle más vueltas a eso y no entiendo que vaya a pensar. Si quiere jugar con chicos del B, puede ponerlos. Entiendo que los que salgan saldrán a competir. Nadie le tiene que decir con quién salir o dejar de salir. Hay otros equipos que llevan muchos partidos jugando con jugadores del filial y no se dice nada", dijo al ser preguntado por las declaraciones de Marcelino, técnico del Villarreal.
Al igual que la semana pasada tras el partido frente a la Real Sociedad, Jémez fue preguntado por su continuidad en el club, a lo cual respondió que "podría seguir" pero para ello necesita primero "ver el proyecto". "No solo necesito sentarme, sino ver el proyecto. Yo no dije que vaya a ser el entrenador la próxima temporada. Solo abrí una puerta a quedarme, a sentarme y ver cómo funcionamos el año que viene", subrayó.
De Felipe Miñambres, director deportivo del conjunto franjirrojo, destacó que tiene "mucho peso" y que es un "gran profesional" con el que desearía "seguir trabajando". "Si se marcha es un punto en contra para que siga. Me gustaría seguir trabajando con él", sentenció Jémez.