Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jémez: "No voy a salir corriendo"

El entrenador del Rayo, Paco Jémez, reconoció la "tristeza" que inunda Vallecas después de sufrir este domingo el descenso a Segunda División, al tiempo que explicó que sobre su futuro tiene que hablar con el club y tener garantías deportivas, involucrado "en lo personal" y sin pensar "salir corriendo".
"No es sólo un contrato, va más allá. Sería triste que fuese un tema económico. Abrí la puerta pero siempre y cuando se hagan deportivamente las cosas con el rigor y la serenidad que este momento necesita, pero mi puerta sigue abierta. Lo que quise es que el club entendiera que no voy a salir corriendo", explicó.
Jémez fue preguntado por su futuro, el cual ya adelantó esta semana con su intención de seguir en el Rayo, club que perdió la categoría en la última jornada después de cinco años en Primera. El Rayo se impuso (3-1) sobre el Levante pero, al no depender de sí mismo, se vio abocado al descenso.
"Es un momento de tristeza pero también de orgullo de mis jugadores, que han dado todo. Llevamos 10 meses trabajando y con la sensación de que hemos dado todos pero no nos ha llegado. La afición ha demostrado la grandeza que tiene. Ha estado con el equipo, esta afición nunca debería estar en Segunda. Estoy más triste en lo personal que en lo profesional", afirmó.
"Llevo cuatro años aquí y son demasiado. Conoces a todo el mundo y te duele más por ellos. Entiendes entonces que llevas muchos años, y la relación es más que profesional. Los siento en lo personal, pero mi sensación es de orgullo", añadió explicando su estrecha relación con el Rayo Vallecano.
Jémez describió el vestuario y confió en el regreso con fuerza del equipo. "Había un silencio absoluto. Esas cosas a mí también me emocionan, a la gente le duele. El hecho de haber ganado y haber estado a punto de quedarnos en Primera. Tiene que pasar este mal trago. Mucha veces hay que dar un pasito atrás para dar tres hacia adelante. Las cosas pueden ir bien pero ahora es cuestión de saber dónde estamos y trabajar. Necesitamos el trabajo de muchas personas sobre todo hacerlo bien", finalizó.