Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiko: "Espero que la final de Milán no sea un partido de fuegos artificiales"

El exjugador del Atlético de Madrid Francisco Narváez, 'Kiko'. indicó que ve "muy equilibrada" la final de la Liga de Campeones ante un Real Madrid del que desconoce cuál será su estilo, al contrario que el equipo que dirige Diego Pablo Simeone cuya "postura" la tiene "muy clara", deseando que no se produzca un partido de "fuegos artificiales".
"Veo la final de Milán muy equilibrada, con dos equipos que están bien de salud, con la autoestima y confianza por las nubes, y veremos el caso del Real Madrid, cómo va a encarar el partido, porque la postura del Atlético la tenemos todos muy clara", declaró en un acto organizado por Heineken en Madrid.
También confesó que espera que no sea un partido de "fuegos artificiales" y que firma un resultado con "pocos goles". "Con un 1-0 me conformo, espero que no haya caños, sombreros y bicicletas, si hay eso lo veo más complicado", agregó.
En ese aspecto, afirmó que hace "seis meses" el Atlético hubiera sido "favorito" para ganar el partido, pero que tras la llegada de Zinedine Zidane el Real Madrid está "más compensado y equilibrado" gracias, en parte, al papel que desempeña Casemiro, un jugador que ha posibilitado que el club blanco sea ahora "más peligroso".
"Los últimos partidos sí es cierto que el Atlético tenía cogida la medida al Real Madrid, pero ahora estamos en una final, un sólo partido y ahí las medidas no existen", advirtió.
Final que se jugará tras dos semanas en las que ambos equipos han podido descansar y prepararse de cara a esta cita que tendrá lugar en San Siro, tiempo que se le estará haciendo "largo" a los jugadores y que habrá que esperar "a ver cómo lo digieren".
"Es un factor importante, son dos semanas de desconexión, escuchando a entrenadores diciendo prácticamente lo mismo, a la prensa preguntando y llega un momento en el que el jugador no sabe lo que decir y lo que quiere es que llegue el partido y se vea reflejado todo en el terreno de juego", continuó.
Por otra parte, aseguró que el equipo rojiblanca va con la "intención" de que en esta ocasión, la tercera que disputan una final de 'Champions', "sea la buena" para llevarse la 'Orejona' al Vicente Calderón, una copa exhibida en Madrid por la cervecera que no quiso tocar ya que Diego Pablo Simeone "es muy supersticioso" y no quiere que, "si meten la pata en Milán", le "eche la culpa".
"El Atlético no sabe ir con otra intención que no sea ganar y competir, si la afición tiene algo bien claro es que nunca saldrá decepcionado del equipo porque se va a dejar todo en el campo", aseveró el gaditano del conjunto rojiblanco. "No he hablado con el 'Cholo,' parece que está en el 'Papamovil'. Cuando llegan este tipo de partidos se mete en su mundo y es complicado entrar", bromeó.
Finalmente, destacó la "responsabilidad" del técnico argentino de cara a que el Atlético esté en la final de Milán, así como de la "estabilidad" del club y de que los jugadores quieran "vestir la camiseta" rojiblanca.
"Como siga mucho tiempo más esto así al final quitaremos el oso del escudo y le pondremos a él debajo del madroño. Está escribiendo los capítulos más importantes de la historia del Atlético de Madrid", concluyó.