Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Laporta: "Lo hicimos bien, con honestidad, estamos orgullosos del trabajo hecho"

El expresidente del FC Barcelona Joan Laporta ha celebrado este martes que el juez del juzgado de 1ª instancia número 39 de Barcelona, José Manuel Martínez Borrego, haya desestimado la acción social de responsabilidad que la actual Junta Directiva del FC Barcelona interpuso en su contra y 16 de sus directivos, a quienes atribuían unas pérdidas de 47,6 millones de euros en su mandato.
"Lo hicimos bien. Lo hicimos con honestidad. Orgullosos del trabajo hecho. Orgulloso de mis compañeros de Junta. Visca el Barça!", aseguró Laporta en su perfil oficial la red social 'Twitter' poco después de conocer la sentencia.
En la noche del lunes, antes de conocerse el fallo del juez, el exmandatario dio las gracias por los mensajes de apoyo recibidos. "Gracias por el apoyo, especialmente para mis compañeros de Junta que contribuyeron a construir el mejor Barça de la historia", escribió.
Este martes, algunos de los demandados, como el extesorero del club en época de Laporta, Xavier Sala i Martín, o el exvicepresidente Alfons Godall han asegurado en sus respectivas redes sociales que la demanda ha sido "desestimada".
"Desestimada la demanda del Barça contra la junta de Laporta. Nembé. 'Debo desestimar y desestimo'", escribió Sala i Martín. "Parece ser que hemos ganado y desestiman la demanda!", se congratuló Godall, ambos en la red social 'Twitter'.
Cada uno de ellos, en caso de haber sido considerados culpables por el juez, deberían haber pagado 2,86 millones de euros de su bolsillo para hacer frente a las presuntas pérdidas del club de 47,6 millones de euros que les atribuía la Junta actual, presidida por Josep Maria Bartomeu, si bien el caso se llevó a los juzgados bajo el mandato del expresidente Sandro Rosell.