Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Leicester del '5.000 a 1' rompe todos los esquemas y se impone en la Premier del dinero

El Leicester City entró este lunes en la historia el fútbol mundial con la consecución de su título, una hazaña para un equipo de 132 años de historia que hace dos años estaba en la Segunda División y que la anterior campaña peleó por evitar el descenso, pero que ha sido capaz con su humildad y trabajo de codearse con los todopoderosos del Reino Unido, además de hacer más ricos a los que sí apostaron por ellos.
Los 'foxes', que sumaron el quinto título de su historia tras tres Copas de la Liga (1964, 1997 y 2000) y una Supercopa inglesa (1971), son la cuarta plantilla que menos gasta en salarios y fichajes (105,4 millones de euros) del campeonato inglés, muy lejos de las grandes potencias económicas como son el Manchester City (604,8) o al Manchester United (594,1) entre otros, pero ha dejado claro que por encima del talento, la fe y el bloque pueden todavía dar sorpresas en este deporte.
El Leicester City se aupó al liderato a finales de enero tras ganar al Stoke City y desde entonces nadie ha sido capaz de descabalgarles, rentabilizando a partir de esa fecha cada gol anotado. Cuando se puso en cabeza llevaba 42 goles a favor y marcó 22 hasta el pasado domingo en Old Trafford, una bajada ofensiva compensada por su defensa, con sólo ocho goles encajados de los 34 que ha recibido hasta el momento.
En la parte ofensiva, dos son los jugadores que han destacado por encima de todos. Jamie Vardy, que en 2011 estaba en las categorías más bajas del fútbol inglés, demostró que el Leicester City podía soñar cuando marcó durante once jornadas consecutivas, superando el récord de Ruud van Nistelrooy.
Autor de 22 goles y elegido futbolista del año para la prensa, Claudio Ranieri no pudo contar con él los últimos partidos por su expulsión, pero su equipo también se repuso a eso para coronarse campeón.
Junto a él, ha brillado el argelino Riyad Mahrez, que con 17 goles y 11 asistencias también acapara ya la atención de otros 'grandes' y cuya 'magia' ha deslumbrado esta temporada. El africano destronó a Eden Hazard (Chelsea) como mejor jugador de la Premier League 2015/16 nombrado por la Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA).
Wes Morgan, el pivote francés N'Golo Kanté, el portero danés Kasper Schmeichel, hijo del mítico Peter, Danny Drinkwater o el argentino Leo Ulloa, autor de algunos goles claves como el que provocó un pequeño seísmo en la ciudad tras darle la victoria ante el Norwich, son otros 'secundarios' que destacan en una plantilla donde Andy King se ha convertido, a sus 27 años, en el único jugador en conseguir ser campeón en las tres categorías del fútbol inglés con la camiseta de los 'foxes'.
RANIERI GANA SU PRIMER GRAN TÍTULO
Y todos ellos dirigidos por la veteranía y tranquilidad del italiano Claudio Rainieri, técnico por el que nadie apostaba y que ahora se embolsará cinco millones de libras (6,4 millones de euros) por conseguir el título y 100.000 libras (128.240 euros) por cada posición superada contando a partir de la decimoséptima, según reveló 'The Times' la semana pasada.
El romano, a sus 64 años, también ha tardado su tiempo en saborear su mayor éxito pese a haber dirigido a equipos importantes en su carrera como el Valencia o el Atlético de Madrid, y después de llegar a un club tras fracasar como seleccionador griego. Pero Ranieri ha dejado su seña de identidad en este modesto club y con su metodología ha conseguido su mayor éxito.
Pero los que más felices estarán por este título histórico serán aquellos que apostaron a inicio de temporada por algo que parecía improbable y por lo que se pagaba en la mayoría de las casas de apuestas británicas en agosto de 2015.
Según indicó la 'BBC', estas casas de apuestas tendrá que pagar más de 12 millones de euros a esas personas que creyeron lo imposible.
"Vamos a perder una pequeña fortuna con el título del Leicester. 5.000 a 1 es el mayor precio pagado en la historia de las apuestas", explicó en días previos el portavoz de la casa de apuestas William Hill, Joe Crilly.
Ahora, el reto para el Leicester City se elevará. El año que viene será una de las grandes atracciones de la Liga de Campeones, en lo que será su cuarta participación en competición europea tras hacerlo en la extinta Recopa de 1961-62 y dos ediciones de la Copa de la UEFA (1997-98 y 2000-01). El objetivo será que este éxito y el impulso económico que recibirá no solo le permita mantener a sus jugadores claves, sino que sirva para convencer a futbolistas de 'mayor nivel' para potenciar sus opciones.