Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Loew: "Hay que desarrollar futbolistas para el futuro"

El seleccionador de Alemania, Joachim Loew, se mostró contento con la evolución de su joven equipo en la Copa Confederaciones de Rusia 2017, donde este domingo se medirán en la final con Chile, y comprendió la "euforia" en su país por el nivel mostrado también en Europeo Sub-21, pero que explicó que el Mundial del año que viene será otra historia.
"El ambiente es excelente. Después de semifinales estuvimos en una nube por alcanzar la final. Era nuestra meta y creo que merecemos estar en esta fina, tanto Chile como Alemania, porque han sido los dos mejores equipos", indicó en la rueda de prensa previa.
"Veremos un partido con mucha intensidad, los dos equipos quieren ganar este trofeo. Sabemos lo que nos espera con Chile, es un gran equipo, que juega muy bien y con mucha experiencia. Tendremos que dar el 100%", añadió.
El técnico alemán destacó la progresión de su joven equipo, sin apenas representación del equipo que se proclamó campeón del mundo. Además, se felicitó por la conquista de la Sub-21 ante España en la cita continental de Polonia, una muestra más del buen trabajo en el fútbol base alemán, buenos presagios pero ninguna garantía de cara al Mundial de Rusia 2018.
"Siempre que llegas a un torneo y con este equipo hay debate y decisiones que se ven desde distintos puntos de vista. Los jugadores que han venido dejaron una gran impresión. Han crecido y esa es mi prioridad como entrenador. Hay que desarrollar futbolistas para el futuro y por eso estoy contento con el torneo", indicó.
"Estamos muy contentos con la Sub-21. Habla muy bien del trabajo con el fútbol base en Alemania. El Mundial será distinto. No marca nada para el año que viene. Ahora hay euforia, pero el Mundial es el torneo más difícil que hay y estos dos torneos no significan nada para el año que viene", finalizó.