Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Enrique: "Deseo mucha suerte a Pizzi, pero a partir del sábado"

El entrenador del Celta de Vigo, Luis Enrique Martínez, ha deseado a su amigo Juan Antonio Pizzi, nuevo entrenador del Valencia CF, mucha suerte pero a partir del sábado, cuando ambos se vean las caras en Balaídos, y ha asegurado que lleguen o no refuerzos intentará sumar puntos cuanto antes para asegurarse una salvación que irá muy cara.
"No me hace mucha ilusión por lo que significa tener que jugarme las habichuelas con amigos, pero para mí es un orgullo encontrarme con Juan otra vez en un campo, es un tipo muy bien preparado, un entrenador de alto nivel que ha ganado títulos en Chile y Argentina y va a aportar mucho al fútbol español y europeo. Hubiera preferido que fuera en otras circunstancias y momento, pero le deseo mucha suerte a partir de este sábado", manifestó en rueda de prensa.
En este sentido, Luis Enrique aseguró que son amigos desde los años en que jugaban juntos en el Barça. "Llegamos juntos y tenemos amistad, hemos visto crecer a nuestros hijos, nuestras mujeres son amigas, tenemos una relación maravillosa y lo que menos pensaba hace un mes es que íbamos a jugar un partido de Liga tan importante", reconoció.
Con el argentino, cree que el Valencia ha tenido en estos dos partidos más intensidad. "Es lo que tiene a veces el cambio de entrenador, que genera esta situación de incertidumbre y mayor ansia. El Valencia ha recuperado mucha de esa intensidad necesaria para competir. Ha cambiado para mejor, espero que sea a partir del sábado", recalcó.
Por su parte, el técnico olívico se mostró seguro de que deben tener intensidad ante los 'che'. "Si no, apaga y vámonos. Tenemos que ser muy solidarios, intensos, precisos, contundentes, imaginativos, tenemos que cumplir muchas cosas para superar a un rival de esta magnitud. Con nuestras armas, a seguir llevándolas y creer en nuestras posibilidades", argumentó.
"El objetivo es conseguir tener el balón, importante aunque no definitivo para ganar, la idea es ser competitivos y ser el mejor en cada partido, ya veremos luego qué partido se da y qué situaciones, es el final de la primera vuelta, en la segunda los resultados son más importantes, vamos a intentar ser más precisos", aseveró al respecto.
Y es que será un final de temporada muy duro e igualado en la zona baja. "Va a haber muy pocas diferencias y se puede dar las circunstancias que con 37 puntos se pueda salvar algún equipo, vamos a intentar sumar puntos de la mejor manera. Venía preparado para una situación como esta, no para estar peleando por otra cosa, no me he dado a engaño. Eso no significa que podamos quedar más arriba, es lo que buscamos. Los premios se recogen a final de temporada", manifestó.
En cuanto al mercado invernal, Luis Enrique no pide refuerzos pero no lo vería mal si hay salidas. "Siempre hemos valorado que si salen jugadores pueda venir alguien para reforzar, y puede ser de fuera o del filial. Pedir no pido nada nunca, vemos qué tenemos y si el club puede, estoy abierto a reforzar todas las posiciones, pero tiene que mejorar lo que tenemos y no es fácil ir a este mercado y que salga bien", reconoció.