Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Enrique: "Siempre pongo la mano en el fuego por los profesionales"

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha asegurado que pone "la mano en el fuego" por que tanto el Granada, al que se enfrentan este sábado en el Nuevo Los Cármenes (17.00 horas), como el Deportivo, rival del Real Madrid, se comportarán de manera "profesional" y tratarán de ganar a los dos aspirantes al título de Liga, y es consciente de que van a "sufrir" ante los nazaríes.
"Siempre pongo la mano en el fuego por los profesionales del fútbol. Si se demuestra lo contrario, me quemo y quito la mano. Si algo he aprendido en el fútbol es que te puedes ver afectado o favorecido, pero que uno debe centrarse en ser lo más profesional posible", declaró en rueda de prensa.
Además, el técnico asturiano afirmó que llegan a la cita "mucho mejor" que en los anteriores partidos, y que su "rendimiento" ha mejorado en base a su "mejora defensiva". "Llegamos en una posición de privilegio, que nos hemos ganado, y vamos a intentar aprovecharlo", manifestó.
El preparador culé reconoció que su "autoexigencia es máxima", y que esperan ganar y conquistar la Liga "más difícil de Europa", que "se ha hecho corta en algunos momentos y larga en otros". "Será un partido difícil por la tensión de llegar a la última jornada con el título por decidir, y debemos plantearlo de la misma manera que los 37 anteriores. Adelantarse en el marcador sería un gran refuerzo, pero no se sabe si va ser decisivo. La ilusión que tenemos es muy grande, tenemos muchas ganas de conquistar otro título y de hacer un buen partido".
Sin embargo, desconoce cómo saldrán los hombres de José González al campo. "En el fútbol todo puede ser. Nos podemos encontrar a un Granada liberado creando problemas o un Granada que se pueda relajar", apuntó. "Solo hay que jugar la final de Granada. No me interesa la otra", añadió en relación a la final de la Copa del Rey ante el Sevilla.
Luis Enrique también apuntó que no estarán pendientes de lo que haga el Real Madrid en Riazor. "No tengo que decir nada al descanso. Solo hay un partido para nosotros. Si no somos capaces de ganar tendremos que mirar hacia otro lado", indicó, antes de rechazar hablar de que no vaya a haber rúa de celebración si consiguen el título. "Lo que me interesa es ganar la Liga. Ya nos buscaremos la manera de disfrutarlo", advirtió.
"SABEMOS QUE VAMOS A SUFRIR"
Además, afirmó que no ha sobrestimulado a la plantilla esta semana. "Estos partidos llevan un componente de tensión. A los jugadores se lo recuerdan toda la semana. Cuando hay exceso de tensión hay que relajarlo; aquí los estímulos son tan claros que solo hay que controlarlos para que no se disparen", indicó.
"He visto un vestuario completamente unido, no solo para recibir elogios, sino también para las críticas", explicó. "Estos partidos están hecho a medida de los jugadores del Barça y los solucionan los equipos con una conducta global. Luego aparecen las individualidades", señaló.
En este sentido, considera que el hecho de que los jugadores estén acostumbrados a alzar títulos les ayuda a mantenerse fríos. "Quizás seamos un equipo más atípico, hemos ganado muchas cosas. Estos jugadores están acostumbrados a todo tipo vicisitudes, hay que centrarse en las cosas positivas. Sabemos que en alguno momentos vamos a sufrir", expresó.
Por último, afirmó que está "satisfecho" con lo que han hecho hasta ahora, aunque deben "esperar a ver las notas" cuando se vea qué ha "conquistado" el equipo. "He tenido muy buenas sensaciones a lo largo temporada, eso no quita que en algunos momentos no hemos estado al nivel. El equipo recuperó hace algunas semanas el nivel al que nos tenía acostumbrados. Vuelve a ser la misma película de todas las jornadas", concluyó.