Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Enrique y el arbitraje: "No hay ningún tipo de malestar en el vestuario"

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha asegurado este viernes que no hay "ningún tipo de malestar" entre sus jugadores por las actuaciones arbitrales y ha querido así restar importancia, tanto a su sorpresa por la designación arbitral de González González en Copa, como a las palabras de Sergio Busquets sobre la falta de respeto del colegiado hacia los blaugrana.
"No hay ningún tipo de malestar en el vestuario", respondió escueto y sincero el técnico blaugrana en rueda de prensa sobre si entre los jugadores del Barcelona había malestar por las últimas actuaciones arbitrales, sobre todo a tenor de esas declaraciones de Busquets tras el partido en San Mamés.
En este sentido, sobre el diálogo que pedía poder tener Busquets sin ver tarjetas, espetó parafraseando primero la pregunta del periodista. "'Sin meterte en líos, tú opina que no pasa nada, eh?' Yo no opino nada, yo siempre tengo muchos diálogos en la playa, en el bar... Cada uno hace sus valoraciones", apuntó irónico.
MERCADO DE INVIERNO
Por otro lado, negó dar nombres respecto al mercado de invierno. "Estoy igual que el primer día del mercado, cero preocupado y cero pendiente. Sabemos lo que queremos, en qué condiciones, si se puede hacer perfecto y si no, no va a cambiar de un ápice de lo planteado", comentó.
"Tengo que decir si son esos jugadores o no, qué pasa si vienen o no... He contestado antes", señaló un tanto molesto, tras un largo silencio, al ser preguntado por qué pasaría si no consiguiera hacerse con los servicios de Nolito o Denis Suárez.
Sí fue claro respecto a una posible salida en forma de cesión del lateral brasileño Douglas. "Es una posibilidad interesante cederlo, pero se tienen que dar unas condiciones. No hay ideales en esto de las cesiones, es difícil luego que se den casos en los que los jugadores salen y disfrutan. Pero son jugadores jóvenes sin minutos y puede ser bueno para ambas partes, pero debe haber consenso", argumentó.