Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Enrique: "El objetivo es la victoria, no los récords"

Sobre su regreso: "Me va bien que el cariño esté repartido, y lo estará"
El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha asegurado este viernes en la previa del 'clásico' de este sábado en el Santiago Bernabéu, que lo importante y el objetivo es "la victoria" sobre el Real Madrid, para alejarle a siete puntos en la Liga BBVA, y que los posibles récords de Leo Messi o de Claudio Bravo los dejan "en un segundo plano".
"El objetivo es conseguir la victoria, los récords el tiempo irá delimitando si se cumplen o no. Los récords los dejamos en un segundo plano, lo importante es conseguir los tres puntos en el Bernabéu", afirmó el técnico blaugrana en rueda de prensa.
Messi puede batir el récord goleador histórico de Telmo Zarra en Liga, de 251 goles, si marca por partida doble. Por otro lado, Bravo puede ampliar su récord de minutos imbatido en el inicio de la Liga, pero Luis Enrique no quiere centrarse en esto, tampoco quiere pensar en cosas negativas como en la única derrota de la temporada en París. "Somos los primeros, me acuerdo de cosas positivas que refuerzan a mi equipo porque las hemos hecho bien", señaló.
"Los 'clásicos' tienen que ser calientes, divertidos, entretenidos, que intentemos dar el máximo espectáculo dentro del terreno de juego, que se rija todo por parámetros deportivos. Estamos para dar alegrías. De inicio, prefiero estar en nuestra situación", comentó sobre cómo se vive en la prensa y el entorno el partido, y finalmente sobre cómo llegan los equipo, con el Barça líder y cuatro puntos de ventaja sobre el eterno rival.
En este sentido, sobre lo "calientes" que deben ser los duelos entre eternos rivales, se mostró distendido al ser preguntado por cómo le recibirán. "Lo que me va bien es que el cariño esté repartido, y lo estará. Cuando fui con el Celta fue algo más personal, más íntimo. Ahora estará más repartido", ironizó bromista Luis Enrique sobre los silbidos e insultos que se le dedican en el Bernabéu.
Del rival destacó una cualidad, "su transición". "La 'pegada' de los jugadores de arriba es digna de uno de los mejores equipos del mundo. Una cualidad innegable. Sobre el papel nos interesa tener todos los partidos controlados, no sólo este. Tenemos la intención de controlarlo hasta que haya una oportunidad de hacer daño al rival deportivamente con algo menos de control. Pero queremos el balón", recalcó.
"Esto es como lo de manta, o me tapo la cabeza o los pies, las dos cosas no puedo. Tengo la suerte de que la mayoría de jugadores, por no decir todos, cumplen los requisitos para jugar partidos de este nivel. Tengo muchas opciones en las tres líneas", apuntó sobre las posibilidades que tiene para frenar esta pegada y estos contragolpes, que podrían pasar por poner a Mathieu en el eje central o en el carril izquierdo para ganar altura y sumar velocidad.
Por otro lado, dio la razón a Cristiano Ronaldo sobre el horario y el calendario. "Tiene razón, sin duda. El calendario estaría bien intentar unificarlo, que perjudique lo menos a todos. También preferiría jugar más tarde, pero nos regimos por intereses que no podemos controlar. A veces te perjudica más o menos, pero estoy de acuerdo", aseguró sobre las quejas del luso respecto a que tenían un día menos de descanso que el FC Barcelona.
"El club ahora se ha ganado que le tengan mucho más respeto que cuando me tocaba ir allí", reconoció el técnico blaugrana, quien aseguró no tener un 'clásico' en concreto como favorito de los catorce que jugó en Liga como barcelonista. "Para un 'culé' conseguirla en el Bernabéu es más que interesante, a mí cualquier victoria me vale", resaltó el asturiano.