Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Suárez: "Espero poder disfrutar, cumplo un sueño"

El nuevo jugador del FC Barcelona, Luis Suárez, ha asegurado en su presentación oficial que cumple un sueño al poder vestir la camiseta blaugrana, con la que ha debutado el lunes en la 49 edición del Trofeu Joan Gamper. Suárez, que no podrá jugar un partido oficial hasta el 26 de octubre por la sanción de la FIFA, ha añadido que espera "disfrutar" en un club al que no dudó en escoger como nuevo destino.

"La gente me dio su apoyo ayer, es muy importante. El recibimiento de los compañeros fue espectacular, espero poder disfrutar y doy gracias por cumplir un sueño que tengo desde pequeño que es jugar en el FC Barcelona. Desde chico, y con la relación con mi señora y su familia que son de aquí, pero lo veía lejano. Cuando se dio la posibilidad de venir no dudé en ningún momento", manifestó en rueda de prensa.
Además, respecto a su debut en el Camp Nou en el Gamper, con un cuarto de hora jugado, señaló que las sensaciones fueron "emocionantes y espectaculares". "Nunca había jugado en el Camp Nou, era sentir la sensación, el contacto con la gente. Me gustó, me encantó, pero todavía no lo puedo creer. Es algo que he soñado pero que no me imaginaba cumplir, es un sueño muy bonito", reiteró.
Los mordicos
Respecto a la sanción de la FIFA hasta el 24 de octubre debido al mordisco que le propinó a Chiellini en el pasado Mundial, Suárez ha dicho que tiene aprendida la lección y que ha tratado este aspecto con profesionales.
"Es un tema privado pero sí, he tratado con personas y profesionales adecuados. Cuando sucedió, estaba muy deprimido, no tenía ganas de hacer nada. Después, con mi mujer y niños, acepté la realidad, pedí perdón al jugador, al mundo del fútbol, a Uruguay. Es pasado, ahora me centro en el Barcelona", reconoció en rueda de prensa.
Nada más producirse la acción en el Uruguay-Italia, pensó en las consecuencias que le podría traer. "Me preocupé, no solo por el fichaje (Barça) sino por mi persona, por lo que había hecho. Es tema del pasado, trato de borrarlo. La lección la tengo que tomar conmigo mismo", señaló.
"Tengo que estar precavido. La sensación de saber que te quedan dos meses para jugar es difícil, pero ya lo acepté y mi cabeza está puesta en entrenar hasta que esté listo a finales de octubre. Estar entrenando ayuda a que pase más rápido, pero espero que todavía pase más rápido. Todavía falta. Es entrenar duro para que el día que pueda jugar esté fuerte. La sanción es la que es y hay que aceptarla", concluyó.