Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Suárez cumple su castigo y espera redimirse en el 'clásico'

El jugador del FC Barcelona Luis Suárez cumple este viernes la sanción de cuatro meses impuesta por la FIFA por el mordisco que le propinó a Chiellini en el pasado Mundial de Brasil, un episodio del que se ha arrepentido y que ha supuesto el "peor" momento de su carrera pero que no le ha impedido firmar por el club blaugrana, que le brinda ahora la oportunidad de redimirse en un 'clásico'.
'Cuatro meses del mordisco al 'clásico'', sería lo que Suárez querría leer tras el partido de este sábado en el Santiago Bernabéu, aunque no depende de él. Ha cumplido la sanción, concretamente lo hará en la medianoche del viernes, y estará libre para jugar ante el Real Madrid, si bien no será él, no será la FIFA, sino Luis Enrique quien le dé o no ese titular.
El técnico asturiano no se ha cansado de asegurar que Suárez está preparado, en forma, que "para nada está gordo", pero decidirá si ponerle en el once titular, si usarle como revulsivo en caso de ser necesario o si darle una entrada al equipo más pausada, tranquila, lejos de los focos de un 'clásico'.
De momento el 'uru' se ha preparado. Una vez el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) decidió, tras la declaración de Suárez, que el jugador pudiera entrenarse con sus compañeros en el FC Barcelona y jugar amistosos, también con Uruguay, empezó la cuenta atrás para el internacional charrúa, que ha disputado cuatro partidos en total desde entonces, a uno por mes de media.
"Está todo olvidado, espero que la FIFA reduzca tu sanción", le escribió la víctima Chiellini tras conocer la condena. Ni la FIFA ni el TAS optaron por tal reducción, pero Suárez se marcó un plan privado de entrenamientos, primero, y después ya con el Barça, con la vista puesta cada vez más en este 'clásico', pues el TAS dejó bien claro, y así lo hizo público el club blaugrana, que la sanción finalizaba el viernes 24 de octubre.
Suárez ya ha disputado el Trofeo Joan Gamper, un 'partidillo' entre el primer equipo y el filial y un amistoso con el Barça B contra la selección de Indonesia Sub-19, además de dos amistosos con Uruguay en los que cogió la forma adecuada. En el Gamper, ante el León mexicano, jugó apenas el último cuarto de hora al entrar en el '76 por Rafinha, y se mostró participativo aunque sin llegar a tener ninguna ocasión de gol.
Con el filial, ante la joven selección indonesia, se estrenó como goleador blaugrana al anotar dos de los seis goles conseguidos en un partido de preparación sin demasiada historia, pero donde mostró sus armas con dos goles llenos de intuición, calidad y letalidad de cara a portería, aunque ahí nació el 'rún-rún' sobre su supuesto sobrepeso.
Pero con Uruguay, en los dos partidos amistosos donde se volvió a sentir futbolista del todo, demostró estar en forma. Primero, en el empate contra Arabia Saudí (1-1), cuando propició el gol al disparar al poste derecho para que, tras rebotar en un defensa, entrara el balón en la portería.
Mejor fue el segundo de los amistosos. El delantero marcó dos goles en la victoria de su equipo ante Omán (0-3), en un doblete de lujo que llegó en un espacio de tiempo de nueve minutos. En el primer gol superó con una sutil vaselina al cancerbero asiático; en el segundo, lo hizo tras engatillar de primeras un servicio al área que cruzó fuera del alcance del portero rival.
Además, fue protagonista durante el tiempo de la sanción al recoger la Bota de Oro que le acredita como el máximo goleador de Europa de la temporada 2013/14, con 31 goles, junto con Cristiano Ronaldo, a quien se enfrentaría este sábado. "Debutar con el Barça en el Bernabéu sería especial, lindo, y estoy al 100%", dijo el '9' al recoger el premio en Barcelona.
Hasta ahora, los estrenos con sus nuevos clubes en Liga han sido muy efectivos. Con el Liverpool, en 2011, tardó 11 minutos desde que ingresó en el campo hasta que marcó su primer gol como 'red'. Antes, con el Ajax también había visto portería en su primer partido (a los 42 minutos) y en el Groningen tardó sólo 36 minutos.
'PROS Y CONTRAS' PARA EL BERNABÉU
Pero son varios los 'pros y contras' de que juegue en el Bernabéu, y es que en la aproximación al 'clásico' este ha sido uno de los grandes debates en el entorno y afición barcelonista, que se divide entre si poner a Suárez en el once titular para poner el máximo de pólvora posible en el ataque o, por contra, reservarle por su falta de ritmo.
Y es que si bien Suárez ha ilusionado desde el principio a los culés, contentos de hacerse con un delantero de contrastada calidad y eficacia ya en una de las ligas 'top' de Europa como es la Premier League, y son conscientes de que el uruguayo saldría a tope para redimirse de la mejor manera y ganarse un puesto, que por valor futbolístico merece, no todo es favorable en esta balanza.
Por contra, hay quien piensa que lleva demasiado tiempo parado, que en cuatro meses se pierde el olfato goleador y que, con entrenamientos y amistosos, es imposible que llegue bien a un partido de esta trascendencia. Además, podría ser demasiada presión para el delantero jugar en el Bernabéu en su estreno, y la competencia ha sido grande.
Si bien es cierto que Pedro Rodríguez no está en su mejor momento, los jóvenes del filial Munir y Sandro están demostrando un buen estado de forma y no han desaprovechado la sanción de Suárez para marcar goles, hacer que la afición sepa su nombre y, lo más importante, que Luis Enrique confíe en ellos. Ha pasado el tiempo y llega la hora de la verdad para el uruguayo. ¿Redención y 'clásico? Solo quedan horas para desvelarlo.